Diario Uno Sociedad Viviana Luna
Misteriosa desaparición

El rastreador del caso Viviana Luna será acusado de falsa denuncia y falso testimonio

Marcos Herrero, preso el viernes en Río Negro, será traído a Mendoza el lunes a la noche y el martes quedará imputado. Su conducta pone en riesgo la investigación de la desaparición de la mujer

Marcos Herrero, el adiestrador de perros que intervino de manera oficiosa en la búsqueda de Viviana Luna, será imputado este martes por los delitos de falsa denuncia y falso testimonio por la Fiscalía de Homicidios.

A la mañana siguiente, será su turno frente al fiscal de Homicidios Gustavo Pirrelo que esta semana libró la orden de captura.

A cargo del operativo. El fiscal Gustavo Pirrello, quien intervino junto al grupo Gris. Foto: Luis Amieva / Diario UNO.
El fiscal Gustavo Pirrelo.

El fiscal Gustavo Pirrelo.

Las conclusiones de la investigación sobre la actuación de Herrero en la búsqueda de la mujer desaparecida en Potrerillos en el año 2016, indican que pudo haber "plantado" pruebas que embarraron la pesquisa.

Específicamente, piezas óseas encontradas en lugares y ambientes que los pesquisas ya habían revisado anteriormente sin ningún resultado ni objeto llamativo a la vista.

La luz de alerta sobre la conducta del hombre que llegó a Mendoza con sus perros generando expectativas de buenos resultados, se encendió en el Laboratorio de Huellas Genéticas cuando el ADN de algunos restos óseos y otros elementos reveló que nada tenían que ver con Viviana Luna.

Ni siquiera con una mujer, pues se supo que pertenecían a alguien de sexo masculino de acuerdo a ciertas características.

Con todo, el Laboratorio de Huellas Genéticas del Poder Judicial de Mendoza siguió analizando otros materiales recogidos y aportados a la causa judicial tras la actuación de Herrero y para el lunes a la tarde se esperan más resultados científicos.

Las imputaciones de falso testimonio y falsa denuncia que serán aplicadas a Herrero le deparan una situación procesal compleja. No solo por estas figuras previstas por la ley, sino porque la Fiscalía de Homicidios considera que cualquier otra intervención suya podría arruinar la investigación.

Desviar una pesquisa judicial y policial mediante el aporte de elementos de prueba falsos o ajenos es tanto o más grave que denunciar falsamente un episodio. Y Herrero está involucrado en ambas conductas, según la fiscalía de Homicidios.

A partir del martes, cuando ya quede formalmente imputado y él seguramente se niegue a declarar -tiene el derecho a hacerlo- comenzará la Justicia de Mendoza a definir si le concede el mantenimiento de libertad u ordena que quede detenido.

Temas relacionados: