Diario Uno > Sociedad > INTA

El INTA y un laboratorio argentino investigan el coronavirus

Junto al laboratorio Bagó, el INTA avanza para obtener datos sobre la respuesta inmune en animales de laboratorio y los desarrollos contra el coronavirus

Un estudio sobre el desarrollo de vacunas con potenciales beneficios y ventajas para combatir la pandemia de Covid-19 fue acordado por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el laboratorio argentino Bagó.

El INTA informó este martes en su página web que el convenio prevé la obtención de datos sobre la respuesta inmune en animales de laboratorio y la evaluación de futuros desarrollos contra el SARS-CoV-2.

Te puede interesar...

Mediante una inversión conjunta, el INTA y laboratorios Bagó financiarán estudios para avanzar en investigaciones vinculados a la Covid-19; el acuerdo representa un esfuerzo público-privado nacional y tiene como objetivo obtener datos en la generación de la respuesta inmune en ratones y la evaluación de futuros desarrollos contra el SARS-CoV-2.

“El convenio con Laboratorios Bagó considera nuestra experiencia como grupo de investigación en el direccionamiento de nanovehículos hacia células dendríticas, que involucra una molécula sintética que se ancla específicamente a un receptor de estas células que tienen un rol fundamental en la regulación de la respuesta inmune”, señaló Sebastián Pappalardo, responsable del proyecto e investigador del Grupo de Nanomedicina Veterinaria de la Estación Experimental Agropecuaria del INTA Bariloche.

Con la utilización de la plataforma de nanovacunas direccionada a las células dendríticas –células específicas del sistema inmunológico– que el INTA Bariloche viene trabajando desde hace años con universidades de Estados Unidos e Italia, se podrán obtener datos y conclusiones que ayudarán a comprender la respuesta inmune en animales de laboratorio que puedan extrapolarse luego al ser humano, en vistas a una posible nanovacuna.

Por su parte, Carlos Magdalena, director del Centro Regional Patagonia Norte del INTA, afirmó que “el convenio le permite al grupo de investigación de Bariloche contar con fondos para realizar los estudios utilizando la plataforma de nanovacunas, con vistas a futuros desarrollos en el campo de COVID-19”. En esta etapa inicial, si bien muy preliminar, los estudios realizados sugieren que la “prueba de concepto” resulta positiva y alienta a seguir el camino iniciado.

Eduardo de la Puente, director médico de Laboratorios Bagó, destacó que “esta pandemia ha sorprendido a la comunidad científica mundial. Todos estamos aprendiendo aceleradamente sobre este virus con el afán de encontrar un tratamiento o una vacuna. Estamos seguros de que cuanto mejor comprendamos la biología del SARS-Cov-2, y cómo responde nuestro sistema inmune, podremos avanzar hacia el logro de vacunas más eficaces, seguras y accesibles”.

El trabajo del Grupo de Nanomedicina Veterinaria está relacionado con el desarrollo de nanovacunas, dispositivos diagnósticos descartables basados en nanotecnología y nanoterapéuticos contra distintos patógenos que afectan la salud pública, la ganadería, la apicultura y la acuicultura.