Medida ejemplificadora

El equipo masculino de handball de la Municipalidad de Maipú cumplió su sanción tras los incidentes

El encuentro con la UNCuyo fue suspendido cuando faltaba poco para finalizar el primer tiempo, luego de que se desataran peleas entre jugadores, padres y allegados de ambos equipos

Por UNO

Después de los incidentes ocurridos en la final del Torneo Apertura de Handball, el equipo de la Municipalidad de Maipú cumplió con la sanción impuesta por el municipio y reacondicionó parte de las instalaciones del Juan Domingo Ribosqui.

El combinado que representa a la comuna maipucina en la Liga de Honor de handball de nuestra provincia cumplió con la sanción impuesta tras los hechos de violencia en el deporte ocurridos el pasado 28 de junio en la final disputada frente al equipo de la UNCuyo en el Juan Domingo Ribosqui.

El encuentro tuvo que ser suspendido cuando faltaba poco para finalizar el primer tiempo, luego de que se desataran peleas entre jugadores, padres y allegados de ambos equipos de balonmano.

Primera Handball Maipu 3.jpeg

La Municipalidad tomó la decisión de sancionar a los jugadores con trabajo comunitario, debiendo el equipo realizar tareas de limpieza y pintura en el polideportivo. Esto fue acatado por el plantel, el cual realizó la tarea en la jornada del martes, feriado por el Día del Independencia.

Entendemos el deporte como una escuela de vida que forma en valores y cuando notamos esos hechos de violencia, decidimos que nuestros deportistas den un ejemplo. La intención es que más allá de la sanción de la Amebal, queremos que sea un ejemplo para los más chiquitos”, había declarado el intendente, Matías Stevanato.