Decreto del gobernador

Echaron al enfermero que falsificó más de 800 test de Covid durante la pandemia en Mendoza

Este jueves se publicó en el Boletín Oficial el despido de Matías Damián Alvarado, un extrabajador del hospital Lagomaggiore que participó de la venta de certificados de Covid truchos y fue condenado por la Justicia en 2022

Por UNO

El Boletín Oficial de Mendoza oficializó este jueves el despido de Matías Damián Alvarado (37), un enfermero del hospital Lagomaggiore que durante la pandemia truchó y vendió más de 800 certificados de Covid. El decreto 2.193, que lleva la firma del gobernador Rodolfo Suarez, indicó que la cesantía se debe a que la conducta del acusado se encuadra "dentro de las causales" previstas por la ley para echarlo.

La medida se había tomado hace más de un año, sin embargo recién ahora fue ratificada en la publicación gubernamental.

En septiembre de 2022, Alvarado recibió una condena de 3 años de prisión, aunque consiguió el beneficio de la libertad condicional. Para entonces ya había admitido que cobró casi $2,5 millones por cargar en el sistema falsos test mientras el país se sacudía por los efectos del virus.

Yamila Olmos y Damián Alvarado 2.jpg
Alvarado fue el principal acusado en el caso de los test PCR truchos.

Alvarado fue el principal acusado en el caso de los test PCR truchos.

►TE PUEDE INTERESAR: Una maestra fue golpeada por una madre y la DGE activó el protocolo del defensor del docente

Duras acusaciones por los test truchos de Covid

El sujeto estaba acusado de más 839 hechos de falsedad ideológica de instrumento público. Fue detenido cuando las autoridades detectaron que el usuario de Alvarado en el Sistema Integrado de Información Sanitaria (SISA) había cargado esa cantidad de resultados negativos de Covid, pese a que no tenía la potestad para hacerlo y mucho menos el respaldo de haber realizado los hisopados correspondientes.

Ante la evidencia, el sospechoso accedió a un proceso abreviado y pactó la pena con el fiscal Juan Manuel Sánchez: 3 años de prisión y el mismo tiempo de inhabilitación para ejercer la medicina. Debido al tiempo que llevaba detenido y a que no era reincidente, la jueza Dolores Ramón le otorgó la libertad condicional.

Su novia, Yamila Solange Herrera Olmos (29), también quedó salpicada por el caso. La acusación indicó que la pareja cobraba $3.000 por realizar la operación.

En aquella época, se exigían test negativos para salir del país. Y las autoridades chilenas llegaron a cuestionar duramente a las argentinas, argumentando que desde Mendoza les llegaban viajeros cuyos análisis eran claramente apócrifos.

►TE PUEDE INTERESAR: Allanaron una caja de seguridad bancaria de Federico Pulenta, el bodeguero acusado de lavado de dinero

Temas relacionados: