Violencia policial

Dos familias unidas en el dolor: "Esto tiene que terminar ya"

El abuelo de Luciano Olivera, asesinado en Miramar, y la mamá de Lucas González, baleado en el barrio de Barracas, manifestaron su dolor y pidieron que acabe la violencia policial

Por UNO

Dos familias que sufren el dolor por la pérdida de un ser querido mantuvieron un diálogo conmovedor. Se trata del abuelo de Luciano Olivera y la madre de Lucas González, quienes intercambiaron palabras, y expresaron su dolor y bronca por la violencia policial durante un programa de una radio porteña.

Carlos habló sobre el asesinato de su nieto Luciano, quien fue baleado por un policía de la Bonaerense en Miramar.

“Fue una injusticia lo que pasó. La Policía no avisó ni nada, sino que vinieron los chicos corriendo a la casa de la madre a avisarnos”, indicó en su relato en diálogo con el programa El Gíglico, de Radio Rivadavia.

Por otra parte, denunció que su nieto fue baleado a la 1.30 de la madrugada, mientras que “recién a las 3 de la mañana pidieron ayuda a la ambulancia”, por lo que puso en duda el accionar de los policías durante esa hora y media.

Luciano, de 16 años, murió de un disparo en el tórax. Por el hecho, quedó detenido Maximiliano González, oficial de la Policía Bonaerense, quien declaró que se le escapó el tiro.

Por último, Carlos aseguró que a su nieto le dispararon a matar: “Cuando lo dan vuelta ven que tiene el tiro en el pecho y que estaba lleno de sangre”.

Te puede interesar Una joven de 13 años quedó atrapada en el filtro de una pileta por el pelo

Durante la nota, también se sumó Cintia, la madre de Lucas González, el joven que fue asesinado hace unas semanas por la Policía de la Ciudad en el barrio de Barracas: “Lamento en el alma lo que pasó con Luciano. Es como volver a vivir lo de mi hijo”, se lamentó entre lágrimas.

Lucas fue baleado en la cabeza por efectivos de la Brigada de Investigaciones de la Comisaría Vecinal 4 de la Policía de la Ciudad, en el barrio porteño de Barracas, cuando regresaba con tres amigos de entrenar en el Club Barracas Central.

Te puede interesar Video: allanaron un refugio donde había perros muertos y en estado de putrefacción

“Nos mataron a nosotros también”, confesó la mujer, quien además advirtió que “esto tiene que terminar ya”, en referencia a la violencia policial.

Por último, reveló que “todos los días busco a Lucas” a la hora de levantarse.