Aniversario

Diario UNO, el mejor trabajo que me dejó el periodismo

Varios periodistas de los que se formaron o se consolidaron en Diario UNO luego se destacaron en otros medios. En ese sentido la Redacción de Diario UNO ha sido una especie de escuela

Hace una década, en una comida que nos reunió para celebrar los 20 años de vida de Diario UNO, dije que mi experiencia laboral en esta marca periodística había resultado el mejor trabajo de los que tuve, que fueron varios. Hoy, al cumplir este diario 30 años, lo ratifico.

Ya no estoy en la Redacción, pero sigo unido como columnista. Diario UNO es lo primero que busco en la compu cada mañana. Me ha quedado la sana costumbre de revisarlo para ver cómo hemos salido. Antes de acostarme, hago lo mismo: un repaso nocturno de los principales diarios. Y empiezo por el nuestro.

Este es el medio en el que más aprendí, en el que más me reí, donde más puteé. Conocí a periodistas de talento, varones y mujeres, llenos de una polenta envidiable. Hice amistad con fotógrafos y diagramadores. Y hasta tuve que actuar de psicólogo trucho: es que algunos compañero/as venían a mi cubículo a contarme cosas personales siendo que no soy un tipo muy conversador.

de paz vigil moreno.jpg
Manuel De Paz y Alejandro Vigil en una de las reuniones de los Mendocinos del año de Diario UNO

Manuel De Paz y Alejandro Vigil en una de las reuniones de los Mendocinos del año de Diario UNO

Cuando se ha ayudado a formar periodistas corrigiendo errores de sintaxis o de ortografía, cuando se les ha hecho reescribir un párrafo tres veces porque había palabras innecesarias y poca información, cuando se ha machacado para que los periodistas pusieran atención en los detalles, en realidad estábamos aprendiendo todos porque muchos de los que no son brillantes escribiendo suelen ser magníficos consiguiendo información.

Varias noches me fui de la Redacción con la intención de renunciar e irme al carajo porque las cosas no salían como uno esperaba. Pero cuando se ha visto parir un diario, cuando se lo ha visto crecer y volverse competitivo, las cosas cambian y uno no se puede piantar así como así.

Cuando me tocó ser jefe de cierre del diario papel, lo cual incluye dar la última mirada a la edición al pie de las rotativas, me ocurría al rato algo singular: ya en la cama y antes que me venciera el sueño, hacía un recorrido mental de las páginas que ya había chequeado. Varias veces detecté errores en ese paseo mental, pero a esa hora el diario ya estaba en la calle.

1956.jpg
Julio Cobos en la redacción de Diario UNO con José Luis Verderico, Manuel De Paz y Jaime Correas

Julio Cobos en la redacción de Diario UNO con José Luis Verderico, Manuel De Paz y Jaime Correas

El jefe de noticias, el secretario de redacción o el director periodístico de un diario son cargos que funcionan como una rótula dentro de un engranaje. Una pieza que une otras dos (los periodistas y los dueños de la empresa) y permite generar el movimiento periodístico. Y ese movimiento no siempre sale bien, como nos puede pasar a todos con la rótula de la rodilla.

Varios periodistas de los que se formaron o se consolidaron en Diario UNO luego se destacaron en otros medios. En ese sentido la Redacción de Diario UNO ha sido una especie de escuela. Sabíamos que el indispensable rigor periodístico no estaba peleado con otras formas atractivas de contar las cosas, lo cual nos llevó a intentar nuevos enfoques y a meternos con asuntos que faltaban en la agenda de la prensa tradicional.

En estos 30 años de Diario UNO he tenido el privilegio de ser también uno de sus columnistas, primero en el diario papel y luego en la versión digital. Esos artículos han sido para mí un constante ejercicio de estilo. Muchas veces me han contactado lectores para decirme que no estaban de acuerdo con muchas de las cosas que yo planteaba, pero que me seguían porque les gustaba mi forma de escribir. ¿Si eso no es un premio que me ha dejado este diario, qué es?

La nave va, pese a vientos y mareas. No es moco de pavo haber construído desde cero -y seguir manteniendo en el tiempo- una marca que forma parte de la vida cotidiana de los mendocinos.

Temas relacionados: