Diario Uno Sociedad Asado
A tener en cuenta

Día Nacional del Asado: 10 consejos para el asado perfecto

Este 11 de octubre se celebra el Día Nacional del Asado y en esta nota repasamos algunos tips y consejos para que celebres este día

Por UNO

Este lunes 11 de octubre es el Día Nacional del Asado Argentino, la comida más popular y representativa de la Argentina. La iniciativa de convertirlo en una efeméride surgió desde una comunidad en Facebook, que en 2013 planteó una convocatoria para sumar a los argentinos a un homenaje popular a esta comida que uniera a todos los habitantes del país sin importar la región, edad, clase social, ideología política o religión.

En esta nota repasamos diez tips para tener en cuenta a la hora de hacer el asado perfecto.

  • Fuego. Te conviene prender un fuego abundante, aunque después te des cuenta de que te sobra. Un buen asador no puede quedarse con poco fuego, que se enciende con papel, madera de cajones de frutas y verduras y carbón. Algunos le agregan madera de quebracho para darle un aroma particular.
  • Brasa. Es fundamental que el carbón esté bien encendido, al rojo vivo o gris, pero nunca negro, porque todavía emite gases tóxicos. Nunca coloques la carne sobre la parrilla si los carbones están todavía negros.
Asado pinza.jpg
  • Temperatura ideal. Para saber si la temperatura del fuego es la correcta, un truco es poner la mano por encima de la parrilla y contar hasta 10. Si se quema antes de tiempo, es señal de que el fuego está demasiado fuerte y la carne se te puede arrebatar.
  • Carne. La calidad de la carne es fundamental para que el asado te salga de 10. Un carnicero conocido que te recomiende es lo ideal, pero si no andá a lo seguro con cortes ideales para parrilla como vacío, entraña, tapa de asado o punta de espalda.
vacio-asado.jpg
  • Temperatura de la carne. Tiene que llegar sin temperatura a la parrilla, es decir que tenés que sacarla de la heladera varias horas antes. Porque si la ponés directamente desde la heladera, los tejidos se van a contraer en cuanto estén en contacto con la parrilla caliente, lo que hace que la carne sea menos tierna.
  • Sal. No dejes de usar sal gruesa (o parrillera), porque sala a lo largo de toda la cocción. Acordate de colocarla de ambos lados de la carne, y distribuirla bien (una manera puede ser “masajeando” la carne con la sal para que se impregne mejor.
  • Distribución. Repartí los trozos de carne por toda la parrilla para que luego distribuyas el fuego de manera pareja, así no dejás espacio sin cubrir (esto evita que la carne se arrebate o que no se cocine por falta de brasa). También acordate que la carne necesita una cantidad de fuego distinta que las achuras y chorizos.
  • Paciencia. Es fundamental no apurar el asado y disfrutar del ritual de su preparación. Esta no es una actividad para ansiosos. En total, desde que empezás a preparar el fuego, hasta que servís el asado en la mesa, podés calcular unas tres horas.
  • No pinchar ni cortar. Es un grave error pinchar la carne o cortarla sobre la parrilla. Porque lo que vas a lograr es que pierda sus jugos y se seque. Mejor usá una pinza para dar vuelta la carne.
Asado pinza.jpg
  • Cortar sobre bandeja o tabla: A la hora de servir es recomendable utilizar una superficie lisa, no cortar sobre la parrilla ya que la carne puede desgarrarse.

Temas relacionados: