Enamorados

Día de los novios: por qué se celebra un 20 de septiembre

En el día previo al comienzo de la primavera se celebra este día que no es tan popular, pero tiene un significado muy tierno para las parejas

Por UNO

Este 20 de septiembre, en el día previo al comienzo de la primavera y al Día del estudiante, se celebra el Día de los novios. Esta fecha tiene dos ejes: el amor y la primavera. En primer lugar, el 20 de septiembre funciona como un anexo criollo al día de San Valentín que tanta importancia y valor se le da en varios lugares del mundo. Sin embargo, la fecha se estableció con el objetivo de ser una previa ideal para recibir a la primavera.

Está científicamente comprobado que la primavera es la estación más amorosa del año. De este modo, se eligió que cada 20 de septiembre -el día anterior al Día de la primavera- se conmemore el día de los novios en Argentina.

Seguir leyendo

Como en San Valentín, aunque sin tanta expectativa como en el Día de los Enamorados, las parejas suelen regalarse obsequios o tener detalles con el otro para marcar la presencia del cariño y el afecto hacia su pareja.

¿Por qué surge el amor en primavera?

Día de los novios1.jpg

Esto se produce por diversos motivos. Según los científicos, el clima cálido, las flores y los perfumes que trae la primavera incitan al amor, las personas suelen estar de mejor humor, con más ganas de salir y disfrutar del aire libre. Además, los paisajes que llegan con la primera hacen más atractivos los diferentes lugares.

Pero científicamente hay un principal motivo para la conexión entre el amor y la primavera: la dopamina. Esta sustancia es un químico natural que usa nuestro cerebro para hacernos querer determinadas cosas, y si bien hay otros sistemas involucrados en la experiencia del amor, la dopamina es la principal causa.

Cuanto más dopamina tengamos dentro de nuestro sistema es más probable que tendamos a enamorarnos profundamente. ¿Qué es lo que hace esta sustancia? Hace que las personas se sientan con más energía, más motivados y con predisposición para asumir determinados riesgos que no se asumen en otras situaciones.

Hay muchos estímulos que pueden impulsar al cerebro y generar dopamina, lo cual hará que estemos más susceptibles al amor. Estos estímulos van desde nuevos olores, vestimentas distintas o colores innovadores que pueden modificar la vida cotidiana que tienen las personas que vienen de tres meses de invierno.

Todos estos estímulos que generan dopamina están ligados a la primavera -ya sea el olor de las flores o los paisajes más verdes- nos predisponen mucho mejor al amor. De esta manera, se eligió que el día de los novios -una representación gráfica del amor- se celebre un día antes que el Día de la Primavera.

Temas relacionados: