Trucos caseros

Cuida tu bolsillo y prepara un detergente casero para la cocina

Los trucos caseros nos ayudan diariamente con distintas actividades. En este caso este tip te servirá para crear tu propio detergente casero

Uno de los trucos caseros más útiles llega con este tip que te invita a preparar tu propio detergente para lavar los platos, cubiertos y elementos de la cocina. Sin gastar un peso de más y de manera muy fácil podrás crearlo.

De esta manera, si quieres cuidar tu bolsillo y dejar de lado el clásico detergente que se encuentra en el comercio, realiza este truco casero para conseguir tu propio producto de limpieza con unos pocos ingredientes que seguro tienes en casa.

Toma nota sobre cómo hacer en casa este jabón detergente anti grasa y deja tus vajilla y utensilios completamente relucientes.

►TE PUEDE INTERESAR: Dile adiós a las manchas del mantel y déjalo como nuevo en pocos minutos

Trucos caseros jabon.jpg
Trucos caseros: cuida tu bolsillo y prepara un detergente casero para la cocina.

Trucos caseros: cuida tu bolsillo y prepara un detergente casero para la cocina.

Trucos caseros: cuida tu bolsillo y prepara un detergente casero para la cocina

Necesitarás:

  • 200 gramos de jabón blanco para lavar ropa
  • 2 cucharadas soperas de bicarbonato de sodio
  • 310 mililitros de Coca Cola
  • 2 tazas de agua
  • 1 pocillo de vinagre blanco

►TE PUEDE INTERESAR: Elimina por completo las manchas marrones del fondo del inodoro en 20 minutos

Procedimiento:

Para preparar tu propio jabón detergente anti grasa ralla el jabón blanco para lavar ropa y colócalo en una olla pequeña, por el momento fuera del fuego. Luego agrega dos cucharadas soperas de bicarbonato de sodio y mezcla bien.

Después coloca la gaseosa junto con las dos tazas de agua y el pocillo de vinagre blanco. Cuando estén todos los ingredientes, lleva la olla al fuego y revuelve constantemente con una cuchara de madera hasta que todos los ingredientes queden integrados.

truco de limpieza cocina mesada.jpeg
Cocina.

Cocina.

Pasado unos minutos y cuando veas que se integró toda la preparación, apaga el fuego y deja que se enfríe un poco. Luego traspasa la preparación a un envase o molde que tengas hasta que solidifique. Por último, retira el jabón detergente con cuidado del envase y guárdalo en un lugar fresco para tenerlo a mano y usarlo cuando quieras. Tus platos quedarán impecables y libres de grasa.