Diario Uno Sociedad Elefantes
Ex Zoo de Mendoza

Cuenta regresiva para la partida de los 4 elefantes a Brasil

El traslado de los 4 elefantes que aún viven en el ex zoológico se retrasó esta vez por la pandemia. Pero se ultiman los detalles para que el viaje al santuario de Brasil sea antes del 2021

El convenio para que los 4 elefantes que aún permanecen en el predio del ex zoológico provincial que se firmó entre Mendoza y el santuario de Mato Grosso, Brasil hace cuatro años, ha demandado mucho tiempo de preparación. Sin embargo, los pasos ya se habían dado al comienzo del 2020 y todo estaba dispuesto para el traslado

Desde la secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, explicaron que la situación se complicó por todo lo que implica el traslado de los elefantes, teniendo en cuenta que se ha sumado una larga lista de requerimientos, debido a los protocolos sanitarios por la pandemia de coronavirus.

Seguir leyendo

Sin embargo, la firma del convenio definitivo entre el gobernador Rodolfo Suarez y el director del Elephant Sanctuary Brazil, Scott Blais -en agosto pasado- y el antecedente del traslado en plena pandemia de Mara, la elefanta que habitaba en el ex zoológico de la Ciudad de Buenos Aires, renovó las esperanzas para Pocha, Tamy, Guillermina y Kenya, los cuatro elefantes del ex zoológico mendocino. serían entonces, los últimos meses de aislamiento para estos animales en Mendoza. La información da cuenta que antes de fin de año, o a más tardar, durante los primeros meses del 2021 comenzará la travesía de 2550 kilómetros que separan a Mendoza del santuario de elefantes de Mato Grosso.

El traslado de Mara

Mara, la elefanta que vivía en el ex zoológico de Buenos Aires, fue trasladada durante los primeros días de mayo a Mato Grosso. El viaje de 2700 kilómetros duró cuatro días y se realizó por tierra. Mara viajó en una caja especial, la acompañaron especialistas y veterinarios del ex zoológico, quienes asistieron a la elefanta en el traslado.

Una vez llegada al santuario de Mato Grosso, se realizó una adaptación que duró varios días, en los que se tuvieron en cuenta que la elefanta tuviera condiciones similares a las de su habitat en Buenos Aires. Además, se incorporó a su dieta algunos productos típicos de Brasil, como frutas y verduras.

Esto, según explicaron desde la Secretaría de Ambiente, es similar a lo que ocurrirá con los cuatro elefantes mendocinos, aunque la dificultad se multiplicará. En el caso de Mara, todo salió según lo planeado y no hubo complicaciones, pero ciertamente no es una empresa fácil concretar esta travesía.

El traslado de Mara fue filmado y documentado por la National Geographic, que envió a su fotógrafa Sofía López Mañán a documentar toda la travesía de la elefante, desde su salida del ex zoológico de Buenos Aires, hasta su periodo de adaptación en el santuario de Brasil. El impresionantes trabajo fotográfico está disponible en la página de National Geographic.

Una historia triste

La vida de los cuatro elefantes mendocinos es de por si, una historia triste porque no conocieron la libertad. Tamy es el elefante macho del grupo, tiene 50 años y fue dejado en Mendoza por la compañía de los Hermanos Gasca, un circo de procedencia mexicana. Cuentan su cuidadores que Tamy no es un animal dócil, porque fue amaestrado con dureza.

Pocha es la elefanta asiática adulta, que nació en la India, en 1965 y llegó a Mendoza desde un zoológico alemán, en 1968. Pocha y Tamy se aparearon y tuvieron a Guillermina, la elefanta es mendocina, nació en 1998 y nunca vivió en libertad.

La última integrante del grupo es Kenya, es una elefanta africana de 39 años, que también llegó desde un zoológico de Alemania.

Son la única especie gigante que aún permanece en Mendoza, pero será por pocos meses. La maquinaria burocrática para cambiarles la vida, ya ha sido puesta en marcha.

Temas relacionados: