Una periodista de 23 años murió este viernes a causa del Covid. La joven se llamaba Sol Casella y se desempeñaba como redactora en la agencia universitaria de noticias (AUNO) de la Universidad de Lomas de Zamora, donde también estudiaba periodismo. Su deceso se produjo como consecuencia de una disfunción en sus pulmones por las secuelas que le quedaron después de haberse infectado con coronavirus y atravesar la enfermedad. Así lo informaron sus familiares.

Casella obtuvo el resultado positivo para Covid-19 de un hisopado realizado el 18 de abril. Cuatro días después su situación se complicó y debió ser internada en la clínica Sagrado Corazón de la Ciudad de Buenos Aires, con una neumonía bilateral.

Siete días más tarde de la internación, los controles marcaron que el virus había desaparecido del cuerpo de Casella, sin embargo le habían quedado secuelas respiratorias.

El sábado 1 de mayo la joven tuvo que volver a ser internada, esta vez en terapia intensiva y los médicos decidieron llevarla a un coma inducido. Así lo contó Belén Casella, hermana de la desafortunada joven al sitio Clarín.

Un dato no menor dado por la hermana de Sol es que la joven nunca tuvo patologías previas ni comorbilidades que complicaran su caso de antemano. "Mi hermana murió este viernes porque los pulmones no aguantaron más", dijo la dolida familiar.

En sus redes sociales, la Universidad de Lomas de Zamora publicó: "Lamentamos informar el fallecimiento de Sol, estudiante de @SocialesUNLZ y redactora de @AgenciaAUNO. La Comunidad UNLZ acompaña en este difícil momento a sus familiares y amistades".

Claudia Cabrera, madre de la joven fallecida, respondió el mensaje de condolencias que publicó la facultad. "Gracias a todos de corazón, mi hija SOL ama escribir y ama su carrera. Sol era todo para mí que soy la mamá como para las hermanas.. Gracias".

Seguir leyendo