El Hotel Intercontinental, que en poco tiempo tendrá nuevo nombre, ha cedido una parte de sus instalaciones al Hospital Italiano que ya empezó a derivar allí a pacientes con Covid. No es la primera vez que un alojamiento para turistas es ocupado para aliviar el sistema sanitario. El año pasado varios hoteles de Mendoza fueron destinados para contagiados de coronavirus, sin cuadros de gravedad o para aislar a las personas que llegaban de otras provincias. La diferencia es que en este caso el espacio que ya ocupa el Italiano funciona directamente como un hospital.

Hotel Intercontinental - Hospital Coronavirus - Coronavirus Mendoza (2).jpg

El nuevo propietario del hotel situado al Oeste del Mendoza Plaza Shopping, en Guaymallén, es KLP Emprendimientos, cuyo gerente de ventas, Diego Viñolo, explicó a Radio Nihuil, algunos detalles del acuerdo con autoridades del sanatorio.

Te puede interesar...

"Lo que se le ha cedido comercialmente al Hospital Italiano es la torre 2, que está totalmente separada del hotel. Es la que ubica hacia el lado Sudoeste. El hotel siempre ha tenido 180 habitaciones y durante 10 años la torre 2 no se usó. Sólo se utilizó en 2018 para un evento muy importante que fue el del BID y después el lugar quedó ocioso. Es importante reiterar que está totalmente separada del hotel", señaló el ejecutivo.

Viñolo explicó que "la dirección de la empresa estaba pesando qué hacía con esta torre 2: si la vendía o alquilaba. Estaban viendo opciones y apareció esto por una necesidad en relación a la pandemia. El acuerdo, en principio, es por un mes".

Dijo que además que "en el lugar hay 72 habitaciones, la mayoría con dos camas. Por ahora el Hospital Italiano tomó 2 pisos con 24 camas y algunas habitaciones simples. No tenemos datos del recurso humano ni de los insumos porque eso lo manejan ellos".

El futuro del hotel

En la nota con Carlos Hernández y Carina Scandura, Viñolo habló también de los planes de KLP Emprendimientos: "En un mes estaremos presentando nuestra nueva marca. El hotel hoy está abierto con niveles de ocupación muy bajos, pero esperemos que se comience a repuntar. El turismo ha sido muy golpeado por la pandemia y mucho más el turismo de reuniones que es el fuerte de este hotel".

Respecto del personal recordó que en un momento "estuvieron todos suspendidos, cobrando el 75% del sueldo. Ahora algunos ya están trabajando, con el sistema de burbujas y todos los protocolos para cuidarlos a ellos y a los huéspedes. Pero todo va muy lento".