Diario Uno > Sociedad > Covid

Covid: los más jóvenes son quienes más pierden sus turnos para vacunarse

Son los menores de 60 años quienes no asisten para vacunarse contra el Covid. De 500 turnos, son cerca de 100 los que no se presentan. Pidieron responsabilidad

La jefa de Inmunización de la provincia, Iris Aguilar, aseguró que los menores de 60 años son los que más pierden los turnos para recibir la vacuna contra el Covid, y generan una gran desorganización. Pidió compromiso y responsabilidad.

“Lo visualizamos cuando abrimos la inscripción para menores de 60 años, que son personas activas, que tienen otro acceso a informática, que se movilizan por sus propios medios, y no van”, indicó Aguilar a Radio Nihuil sobre aquellas personas que no se presentan a vacunar el día que les toca.

Dijo que de 500 turnos, entre 90 y 100 personas no se presentan, y esos ausentes alteran todo. En muchos casos se debe a que no están atentos al mail, a revisarlo cotidianamente, incluso en el spam, y por otro lado están aquellos que prefieren ir otro día “total nos van a vacunar igual”.

“No podemos ponernos a llamar a mil personas por día para ver qué le pasó. Les pedimos compromiso y responsabilidad. Tenemos que vacunar a todos los que se inscriben”, insistió Iris Aguilar.

De manera insólita explicó que muchas personas colocan direcciones de correo que nunca abrieron, otros que tipean mal por lo que nunca reciben el mail, u otros que dicen que por ejemplo viven en Godoy Cruz, pero el turno les llegó para San Rafael.

Ante estas situaciones, la jefe de Inmunización sostuvo: “Tenemos que ser empáticos, revisar el correo todos los días e ir a la hora y el lugar que indica el turno. Además, hay que chequear los datos antes de apretar enviar, revisar que el correo esté bien y que la dirección del domicilio sea la correcta, ya que el sistema no elige lugares aleatorios de vacunación”.

Sostuvo que aquellas personas que pidan el turno, luego de un determinado período de tiempo serán dados de baja para que puedan inscribirse nuevamente.

Además reiteró que la vacuna no se elige: “Hay gente que va con indicación médica que quiere tal vacuna. La mejor vacuna es la que toca”.

Mientras, el plan de vacunación es continuar descendiendo en la edad hasta llegar a los mayores de 18 años: “Todas las vacunas que están hoy en Argentina están habilitadas para ser colocadas a mayores de 18 años”, y agregó que “si el flujo de vacunas es buena, se espera que la población en general se pueda vacunar para fines de año”.

Durante este fin de semana largo, se espera que se vacunen a unas 10 mil personas entre domingo, lunes y martes, especialmente al grupo que se habilitó la semana pasada, que es para personas mayores de 35 años con comorbilidades.

Aguilar sostuvo que es justamente el grupo de “gente joven con enfermedades asociadas que son las que estamos viendo en cuidados intensivos. Así que es muy bueno que esta gente pueda acceder a la vacuna”.

“El jueves pasado, al mediodía día, recibimos alrededor de 22 dosis de Sputnik V y eso nos permitió tener la estrategia de vacunación domingo, lunes y martes”, agregó la especialista en vacunas y dio que están muy expectantes a la llegada del próximo vuelo de Rusia para ver trae algunas dosis del componente dos.

Ante la consulta de las personas que ya recibieron la primera dosis de la vacuna Sputnik y que se pasen los tres meses antes de recibir la segunda dosis, Aguilar indicó que el Instituto Gamaleya dio el visto bueno para que se extienda un poco más ese tiempo.

Explicó que al tratarse de inmunidad celular, hay linfocitos que tienen memoria y cuando reciben la segunda dosis se activan y generan la respuesta de anticuerpos esperada. Ejemplificó que lo mismo ocurre con la vacuna antitetánica, cuando pasan más de 10 años y se coloca un refuerzo.

En cuanto a la cantidad de dosis que puede recibir la provincia, Aguilar detalló que se compraron freezer y heladeras antes de comenzar a recibir vacunas, y sostuvo que lo primero que preguntan de Nación cuando llevan dosis es si hay lugar para mantenerlas en frío, “mi respuesta inmediatamente es ‘sí, si tenemos’”.

Hoy Mendoza cuenta con el triple de vacunas que tiene habitualmente, sumado a todas las incluidas en el calendario de vacunación, por lo que hay gran capacidad de frío para recibir más dosis.

Seguir leyendo