Diario Uno > Sociedad > evaluación

Cómo será la evaluación del 2020 propuesta por la DGE

La DGE determinó que la evaluación de los alumnos sea constante y que la calificación se coloque una vez que los chicos adquieran los conocimientos básicos

Este año, uno de los principales cambios que provocará la pandemia de coronavirus en el proceso educativo será la modificación de la forma de evaluación en Mendoza. Así lo anunció la DGE y lo ratificó la subsecretaria de Educación, Graciela Orelogio.

A diferencia de todos los ciclos anteriores, este año la evaluación y su respectiva calificación vendrán luego de que los alumnos y alumnas hayan logrado adquirir los saberes esperados. En la educación formal regular, los chicos pasan por una evaluación trimestral y son calificados y si el contenido no está fijado, no alcanzan los objetivos y deben recuperar.

Te puede interesar...

Este año, el proceso de evaluación para aquellos estudiantes que no hayan aprendido aún los conocimientos básicos, quedará abierto y la nota se colocará una vez que el docente determine que esos contenidos ya han sido fijados.

Orelogio recordó, además, que el 2020 y el 2021 formarán una unidad pedagógica y que los conocimientos que no se consoliden este año, quedarán pendientes para el próximo.

Nadie va a repetir

La subsecretaria de Educación de la DGE manifestó que, si bien es un hecho que ningún estudiante repetirá el año, también hay que tener en cuenta que en el 2021, suponiendo que el cursado vuelva a ser presencial, los chicos van a tener que adquirir los conocimientos que les faltaron del ciclo lectivo anterior más los del que se encuentren cursando.

"Por esto es tan importante que los alumnos avancen en los contenidos de este año, para no sobrecargarse en el próximo", dijo.

Orelogio subrayó que, si bien la DGE determinó que no van a haber aplazos, sino trayectorias en proceso, sí van a haber calificaciones: de 7 a 10 para los que alcancen los contenidos y en proceso para los que no los alcancen.

Qué pasará con los no conectados

En cuanto a los alumnos que no se conecten y no puedan realizar una evaluación de ningún tipo, la DGE presentó la semana pasada la Red de Apoyo a las Trayectorias Escolares. Se trata de un programa destinado a los estudiantes con mayores dificultades para llevar adelante la educación no presencial.

Desde la DGE informaron que hasta agosto, se identificaron 15.072 estudiantes con necesidad de recursos tecnológicos, 8.990 estudiantes con trayectorias escolares discontinuas y 14.414 estudiantes con dificultades pedagógicas. A estos chicos apunta la red.

La medida tomada por la DGE indica que los alumnos con los que los docentes no pueden tomar contacto, van pasando a distintos niveles de la red: si la maestra, el profesor o profesora no recibe respuesta, es el directivo y el supervisor el que lo busca. Sino, el problema pasa a a la Doaite, y de allí se pide asistencia, si es necesario a otros organismos, hasta dar con el estudiante e identificar su problemática.

La posibilidad de que la mayor cantidad de alumnos alcancen los saberes prioritarios, también ayudará a los docentes a que el año próximo, puedan abocarse a los chicos con mayores dificultades.