Diario Uno > Sociedad > clases

Cómo se organiza un colegio privado de Mendoza para la vuelta a clases con horario completo

A medida de que se acerca la fecha de inicio de clases se van conociendo las estrategias que van a poner en marcha cada colegio para la vuelta a clases

Con el inicio del ciclo lectivo, en cada escuela se trabaja a contrarreloj para organizar el regreso de los chicos a clases presenciales adoptando diferentes estrategias. En el colegio Norbridge la idea es que el cursado sea de lunes a viernes. Para llevar adelante este plan contratarán a más docentes y escalonarán los horarios de ingreso y egreso.

Cecilia Weinert, directora de la institución indicó a radio Nihuil que desde diciembre se están desarrollando diferentes trabajos con el único objetivo de que el retorno se realice de forma ordenada y segura para toda la comunidad educativa. "Cada escuela va a tener que poner mucho de su parte para poder empezar", señaló la profesional sobre el esfuerzo que implica esta tarea.

Te puede interesar...

"Creemos que los chicos necesitan revincularse social, emocional y afectivamente. Por eso nos hemos organizado para que los chicos vengan de lunes a viernes, en horario completo en los dos turnos", aseguró Weinert.

Para poder cumplir con este objetivo se decidió convocar a más docentes o ampliar el horario laboral de su planta con el fin de reducir la cantidad de alumnos que cursen en un espacio de forma simultanea aunque esto signifique un incremento en los costos para la institución. "Hay horas especiales en los que los maestros, en lugar de estar frente al aula, tienen tareas de otra índole sin los chicos. Esas son las horas que se han organizado para que el docente alterne y dividimos los grados en grupos de 10 o 12 chicos", explicó sobre la metodología que se utilizará.

Además sumó que los directivos colaborarán en la supervisión de los alumnos. "También hemos dejado horas libres para que los estudiantes que no puedan venir a cursar y deban seguir sus estudios de forma remota", agregó.

Sobre este último punto ya cuentan con la experiencia que dejó el 2020. "El año pasado trabajamos con el aula invertida, donde se subían videos con todas las explicaciones y consignas. Luego se otorgaban horas de consulta para salvar dudas", comentó la docente.

A pesar de que esta modalidad seguirá estando disponible, Weinert remarcó la importancia de que los alumnos puedan volver a las aulas. "Para que realmente haya un ida y vuelta entre docente y alumno deben venir a la escuela y revincularse. Aunque se tienen que contemplar casos especiales como el de chicos con padres inmunodeprimidos que no puedan estar expuestos", aseguró.

Sobre las razones que motivaron a establecer horario completo, la directora explicó que "en primer lugar, es porque los niños lo necesitan. Segundo, no podemos seguir complicando tanto a las familias".

Sin embargo también se previó la necesidad de respetar el distanciamiento social a través de un escalonamiento en el horario de ingreso y salida y en los recreos.