(Editado por Sara González) Desde el 26 de julio los ciudadanos y residentes de Chile con vacunación completa podrán viajar al exterior y cumplir ciertos requisitos sanitarios al regreso que están siendo discutidos por las autoridades. La medida podría beneficiar a una porción amplia de la población chilena porque el 75% ya tienen el esquema de vacunación completa.

La decisión provoca mucha expectativa de este lado de la frontera y sobre todo en Mendoza, porque en reiteradas oportunidades autoridades del Gobierno local han solicitado a la autoridades nacionales permiso para autorizar el ingreso de extranjeros de países limítrofes. La llegada de visitantes sería un oxígeno directo para todos los sectores mendocinos que viven del turismo y que vienen seriamente castigados por las restricciones que ha impuesto la pandemia.

Seguir leyendo

Pero lo cierto es que más allá de que se concrete la apertura de frontera y Chile le permita salir al exterior a sus ciudadanos, Argentina debería tomar la decisión de permitir el ingreso de turistas, cosa que hasta ahora está prohibida.

El plan piloto

Sólo en el verano el Gobierno Nacional hizo una prueba piloto que permitió el ingreso de extranjeros de países limítrofes sólo para la Ciudad de Buenos Aires. Pese a los intentos que hizo el Gobierno local en esa oportunidad no se autorizó el ingreso de extranjeros para otras jurisdicciones.

turismo chilenos en Mendoza.jpg

Según publica el diario La Tercera de Chile, en principio, según se ha planteado, no sería una normalización total del tráfico internacional. Lo que se busca es flexibilizar la salida de chilenos, con una serie de condiciones que eviten la generación de brotes locales de coronavirus, especialmente de la variante delta, que predomina en países de Norteamérica y Europa.

Para eso, una de las alternativas que se evalúa es que las personas que tengan su esquema de vacunación completo queden eximidas de los cuatro criterios que hoy permiten salir del país: realización de actividades fundamentales para el país, motivos humanitarios, condiciones de salud del solicitante y viajes sin retorno.

Está pendiente definir qué ocurrirá al retorno de los viajeros. Al respecto, se ha pensado suprimir -al menos para los chilenos- la estadía en hoteles de tránsito y reemplazarlo por una cuarentena domiciliaria, que no solamente incluiría a quienes llegan al país, sino que se extendería también al resto de los habitantes del mismo domicilio.

Sergio Salazar, ex gobernador de la provincia de Los Andes y actual alcalde subrogante, confirmó la medida por Radio Nihuil y sostuvo que hasta ahora la iniciativa prevé que los chilenos vacunados puedan salir de Chile pero no se permitirá el ingreso de argentinos a su país.

¿Sólo por el aeropuerto?

Hasta ahora, de acuerdo a la información que se conoce, no se sabe si la apertura sólo sería para el corredor aéreo a través del aeropuerto de Santiago, el Arturo Benítez, o también se abrirán los pasos fronterizos que unen a Chile con la Argentina.

En este caso, si se concretara la apertura de fronteras terrestres, habría más posibilidades aún para Mendoza de recibir el impacto positivo de todo los chilenos que podrían llegar por el Paso Internacional Cristo Redentor. Pero para eso debe concretarse una decisión política y sanitaria de aceptar la llegada de visitantes por parte del gobierno argentino.