Sociedad Barrio Unimev

Cerró un bar en Guaymallén por dos casos positivos de coronavirus

Por UNO

Un concurrido bar ubicado en Guaymallén debió cerrar sus puertas en los últimos días tras dos casos positivos de coronavirus que se detectaron en sus empleados.

Te puede interesar: En primera persona, los padeceres de una pareja mendocina con coronavirus

Se trata del establecimiento Cachavacha, ubicado en el corazón de barrio Unimev, que tomó la decisión el sábado pasado.

Según informaron en las redes sociales del comercio, primero se trató de un caso positivo de COVID-19 pero luego se registró un segundo empleado con el virus.

 Embed      

Ninguno habría tenido contacto con los clientes que asistieron a lugar, indicaron.

Es por esto que decidieron cerrar el local por un plazo de 15 días "para realizar la desinfección correspondiente y resguardar la salud de nuestro equipo de trabajo y clientes", según informaron.

En diálogo con Diario Uno, los responsables confirmaron que "tenemos dos chicos positivo, ya nos lo confirmaron. Pero no es personal que estaba en contacto estrecho con los clientes".

Además sostuvieron que "estamos todos aislados, básicamente por decisión nuestra, porque de Salud nos dieron la opción de hacer desinfección y seguir trabajando, pero preferimos cerrar y aislarnos, para evitar cualquier riesgo".

Los dos trabajadores contagiados son una mujer y un hombre, de 25 y 28 años, que trabajan detrás de la barra y no tienen contacto con los comensajes. Su nexo epidemiológico está en investigación y se encuentran internados, en buen estado general .

El resto del personal se aisló voluntariamente, pero aún no han sido contactados para confirmar su evolución y tampoco han sido hisopados.

Cachavacha es un resto bar ubicado en la calle Houssay al 300, del barrio Unimev, en Guaymallén, y desde que abrió sus puertas en 2007 se transformó en un clásico de la zona.

En cuarentena habían adoptado la modalidad delíbery, hasta que la Provincia habilitó la reapertura controlada de los locales gastronómicos.

El sábado último, apenas los responsables tuvieron noticias de síntomas en uno de los empleados, decidieron cerrar el local y comunicar la novedad por las redes, lo que generó un mayoritario respaldo de la clientela.