El estado de salud del comisario general Camilo Uvilla, de 49 años, sigue siendo crítico. Sus pulmones están muy comprometidos por el Covid, además de una neumonía intrahospitalaria y un trombo que se formó en uno de sus pulmones. A pesar de esto, sus allegados, amigos y subalternos continúan deseándole muchas fuerzas para que salga pronto de este cuadro.

camilo uvilla 7.jpg

El último parte médico, conocido este jueves alrededor de las 13, indica que tiene una lesión muy grande en uno de sus pulmones. Además, volvió a tener fiebre y su situación es muy crítica.

Los médicos indicaron que tiene comprometido un riñón e hígado como consecuencia de la infección severa que padece. Es tratado con anticoagulantes y antibióticos. Sigue completamente sedado y con respirador.

Camilo Uvilla ingresó al Hospital El Carmen el sábado 10 de abril, con coronavirus. Pocos días después lo pasaron a terapia intensiva debido a que su cuadro empezó a complicarse. Antes de entrar, les dijo a sus familiares: "Vayan tranquilos que de esta voy a salir".

Antes de ser internado, Camilo Uvilla había sido designado como el nuevo jefe del Centro Estratégico de Operaciones (CEO) de toda la provincia.

Anécdotas

Uno de sus amigos es Francisco Cordón, quien fue compañero de Uvilla desde la escuela de Cadetes, de donde egresaron en 1992, y luego trabajaron en muchos destinos juntos, incluso en la custodia de Julio Cobos, cuando fue gobernador entre los años 2003 y 2007.

camilo uvilla custodio de julio cobos.jpg
Camilo Uvilla fue Jefe de Custodios de Julio Cobos cuando fue gobernador de Mendoza entre el 2003 y el 2007

Camilo Uvilla fue Jefe de Custodios de Julio Cobos cuando fue gobernador de Mendoza entre el 2003 y el 2007

"Él siempre se destacó, siempre fue muy competente y al mismo tiempo se sabe hacer querer. A veces en la Policía se confunde y las personas competitivas caen mal, pero él es capaz de hacerlo. Es muy bueno, buena persona, de buenos sentimientos, y a la vez un tipo inteligente, un tipo capaz de afrontar cualquier cosa, y lo hacía", recordó Francisco, quien dejó la ser parte de la fuerza en 2009.

"No se quedaba nunca quieto. Hicimos cursos con los israelitas que vinieron a Mendoza para hacer un entrenamiento con los Grupos Especiales de la Policía, y ahí estaba metido el Negro. Todo lo que era tiro, los primeros cursos de terrorismo israelita, estaba el Negro", expresó el ex policía.

Contó que en el año 1994 él formaba parte de la Patrulla de Rescate de alta montaña, y lo convenció a Camilo para que se uniera a ellos.

camilo uvilla cerro el cuerno.jpg
Camilo Uvilla cuando escaló el glaciar del cerro El Cuerno, en Aconcagua

Camilo Uvilla cuando escaló el glaciar del cerro El Cuerno, en Aconcagua

"En las horas franco enel Aconcagua nos dedicábamos a hacer cumbres y hazañas. Hicimos el primer ascenso directo por el glaciar del Cuerno hasta la cumbre del Cuerno, en el que había que montar cuerdas y era con escalada técnica. El Negro se pasó porque desde que iniciamos el ascenso hasta que llegamos a la pared de hielo de 90 grados, que nos costó muchísimo, él nos hacia reír. Esa es una anécdota de su buen humor y de buen compañero, muy querido".

A pesar de varias cumbres que hicieron en varios cerros, además del Aconcagua, Francisco dijo que Camilo estuvo poco tiempo en la Patrulla de Rescate porque "era muy requerido y tenía que bajar a hacer la custodia del gobernador".

camilo uvilla con adolfo cornejo.jpg
Camilo Uvilla era Jefe de Custodios de Julio Cobos cuando fue gobernador de Mendoza entre el 2003 y el 2007

Camilo Uvilla era Jefe de Custodios de Julio Cobos cuando fue gobernador de Mendoza entre el 2003 y el 2007

En 2002, Francisco Cordón, integró la Unidad Ciclista de Acción Rápida (UCAR), más conocidos por los bicipolicías. Si bien Uvilla no estaba en ese destino, igual aprovechaba los entrenamientos y los realizaba junto a ellos, debido a la gran inquietud que tuvo siempre por los diferentes destinos policiales.

Una historia graciosa que recordó Francisco de cuando estaban en primer año de la escuela de Cadetes, fue un día que los formaron y los cadetes de segundo año les ordenaron limpiar toda la escuela, para lo que les daban un cepillo y un balde.

"Éramos muy inocentes, recién empezábamos. Camilo era flaquito, chiquito pero no paraba, era inquieto y ansioso. En un momento le dieron la orden: 'Uvilla, ¡tierra!'. En esa orden uno se tiene que tirar al piso de panza y cubrirse por si tiran disparos. Pero el Negro era tan inocente que luego del grito siguió corriendo, se fue a un patio interno de la escuela de Cadetes, en el balde cargó tierra, se volvió al cadete de segundo año con el balde con tierra y le dijo: 'Ordene mi cadete', y todos nos reímos porque no era esa la orden".

camilo uvilla.jpg
De gala en la Escuela de Cadetes, los primeros promedios, entre los que estaba Camilo Uvilla

De gala en la Escuela de Cadetes, los primeros promedios, entre los que estaba Camilo Uvilla

"Hemos sido muy unidos, hemos hecho todo juntos. La montaña une, y a nosotros nos unió de tal manera que es invencible y mantenés siempre encendido el espíritu de lucha. El Negro la está peleando a full, con toda la garra y va a salir adelante porque ese es su espíritu", aseguró su amigo Francisco y agregó que Camilo siempre la peleó: "Todos los logros que hizo, termina su carrera como Comisario General -que es la jerarquía más alta- y sin privilegios, siempre lo mandaron a destinos de mucho laburo".

camilo uvilla 2.jpg
Francisco Cordón, junto con su amigo Camilo Uvilla, en el Cerro Cuerno, en Aconcagua. Se formaron juntos en la Escuela de Cadetes y compartieron muchos destinos policiales

Francisco Cordón, junto con su amigo Camilo Uvilla, en el Cerro Cuerno, en Aconcagua. Se formaron juntos en la Escuela de Cadetes y compartieron muchos destinos policiales

Seguir leyendo