Diario Uno > Sociedad > AySam

Aysam pedirá una suba en la tarifa del 50% desde enero

El 25 de noviembre está prevista la audiencia pública en donde Aysam propondrá un aumento en la tarifa de agua del 50%. En 2020, la suba fue del 130%

El próximo 25 de noviembre se realizará la audiencia pública, paso previo para establecer las próximas subas que tendrá la tarifa de agua en Mendoza. Desde Aguas Mendocinas (Aysam) anticiparon que, según sus cálculos, el aumento debe ser del 50% a partir de enero para que la empresa provincial siga siendo operativa durante el 2021. En 2020, el incremento fue del 130%.

En Mendoza se inició el periodo de convocatorias para comenzar las discusiones sobre los próximos aumentos en los servicios para el 2021. Las audiencias públicas son un paso obligatorio pero no vinculante en donde participan todos los actores involucrados, incluso los usuarios. Allí, las empresas solicitan un porcentaje de aumento a los entes reguladores y, luego, el Ejecutivo es quien determina la cifra final.

Te puede interesar...

En el caso de Aysam, su titular, Alejandro Gallego indicó presentarán ante el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) un estudio de cálculos con el cual intentarán justificar un incremento del 50%. El ex ministro de Hacienda durante la gestión de Julio Cobos detalló que, según su análisis de costos, la suba debería ser del 60% pero el requerimiento formal será menor.

El cálculo que se toma para la actualización tiene sus raíces en el último aumento. Para 2020, la empresa provincial solicitó un alza en las tarifas del 160% pero el EPAS solo autorizó el 130% en tres cuotas. La primera fue del 60% y se aplicó en enero y la segunda fue del 20% en marzo; mientras que la tercera debía implementarse en mayo pero, inicialmente, fue postergada a septiembre y luego a diciembre.

Es decir, el requerimiento tendrá en cuenta este 30% que no se concedió anteriormente y un 20% con el que se proyecta la inflación.

Cuando se aplique el tramo pendiente del 2020, la tarifa promedio de agua llegará a los $600 para los usuarios residenciales. Y, en caso de autorizarse el monto requerido, alcanzará los $900.

Las discusiones de subas no se dan en un contexto propicio. Es que, mientras se evalúan elevar el costo de los servicios esenciales, desde el Ejecutivo provincial advirtieron que reabrirá paritarias pero no se incluirá el tema salarial.

Necesidad de obras

Luego de que las plantas potabilizadoras del Gran Mendoza quedaran durante seis horas fuera de servicio debido a la fuerte tormenta del jueves, Gallego indicó que, a pesar de ser un evento extraordinario, es necesario que Aysam realice diferentes obras para mejorar su servicio.

Según el titular, los trabajos de menor magnitud son financiados a través del pago de tarifas, mientras que para los de mayor envergadura es necesario que el Ejecutivo asigne parte del presupuesto provincial. En consonancia con otros funcionarios del oficialismo, Gallego lamentó que en Diputados no se haya aprobado la toma de deuda por parte de la provincia que se había pedido en el proyecto enviado por Suarez.

"El entubamiento del Canal Civit va a permitir que entre más agua a Alto Godoy. También estamos haciendo inversiones que, lamentablemente, no se van a poder disfrutar este verano pero esperamos que para el próximo se note. Es una inversión de casi $150 millones que se destinará a la colocación de filtros en esa planta y mejorará el suministro en Las Heras", detalló sobre lo que se tiene en carpeta.

Además habló de una "obra histórica" que esperan adjudicar en las próximas semanas para cambiar 150 kilómetros de caños de forma conjunta con los municipios. "Estas inversiones grandes no se pueden solventar con las tarifas sino que deben asignarse en el presupuesto provincial o nacional. Nos preocupa mucho que no se haya autorizado el endeudamiento porque este tipo de obras de largo plazo no tienen otra forma de financiación", explicó.

Gallego hizo referencia también a las plantas de tratamientos cloacales de Rivadavia y San Carlos que se encuentran con un avance del 50%, mientras que las de Palmira y Tunuyán esperan licitarlas a comienzos del próximo año.

Convenios con municipios

"Estamos revisando los convenios que tenemos con los municipios poniendo plazos más estrictos y entregando los materiales. Antes le pagábamos el costo pero ahora nos comprometemos como empresa entregárselos. Así agilizamos el proceso de reparaciones", detalló Gallego sobre las críticas más frecuentes que recibe la empresa por las largas demoras que existen para que los arreglos se lleven adelante y que la zona donde se realizaron las tareas vuelva a estar en condiciones óptimas.

"En el Gran Mendoza lo tenemos más avanzado. Es un cambio muy importante porque darles los materiales nos obliga a nosotros a responder a tiempo, mientras que a los municipios se les hace más fácil llegar con más rapidez a los arreglos", comentó.