A favor de la vida

Antiabortistas marcharon al Congreso en defensa del ginecólogo rionegrino

Por UNO

Movimientos antiabortistas marcharon este sábado en Buenos Aires desde Plaza de Mayo al Congreso nacional para apoyar al ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra, a quien la justicia rionegrina condenó por interrumpir el aborto no punible que cursaba una joven quien estaba embarazada producto de una violación.

"Cumplió su deber como médico, que es salvar las dos vidas", dijo Fernando Secín, referente de la organización Médicos Provida. Y agregó que es la "primera vez en Argentina que hay una condena por salvar una vida".

El 21 de mayo último, el juez Álvaro Maynet, de la provincia de Río Negro, declaró responsable de incumplimiento de los deberes de funcionario público al ginecólogo Rodríguez Lastra por negarse a continuar un aborto no punible a una joven de 19 años que había sido violada y embarazada por un familiar.

La condena será informada recién en julio y podría llegar hasta los dos años de prisión en suspenso e inhabilitación para ejercer la medicina durante el doble del tiempo de la condena.

"La víctima llegó (al hospital) con una infección, una organización ilegal le había dado pastillas abortivas", afirmó Secín, y respecto a la resolución de la justicia, opinó: "Están avalando el aborto clandestino".

El 2 de abril de 2017, la joven de 19 años ingresó al hospital Pedro Moguillansky de Cipoletti, con un aborto en curso y Rodríguez Lastra le aplicó una medicación para revertirlo a pesar del pedido de la chica para no continuar con el embarazo. El bebé fue dado en adopción de manera inmediata

"En Argentina no hay aborto legal, lo que hay es despenalización y un fallo para casos particulares", dijo este sábado Daniela Seguí, integrante de la organización Abogados por la vida, y agregó: "Todos los protocolos hechos a partir de ese fallo son inconstitucionales".

Se refería a la resolución de la Corte Suprema conocida como "fallo FAL" que en 2012 dictaminó que no es punible el aborto cuando se trata de una violación.

Además, la abogada celebró que como "consecuencia" de la decisión que tomó en su momento Rodríguez Lastra, "el niño tiene ahora dos años y una familia adoptiva".

De fondo, una batucada cantaba: "Si aprueban el aborto, qué quilombo se va a armar". De la movilización también participó la agrupación Estudiantes de la UBA por la vida.

 Embed      

La movilización a favor del ginecólogo avanzó sobre la avenida de Mayo con un feto gigante en la cabecera y, detrás, una bandera argentina de al menos 20 metros de largo sostenida por decenas de personas que en la franja central blanca decía "#SiALaVida".

Las mujeres que marchaban estaban maquilladas con purpurina y labial celeste, como el verde que usan las que militan la legalización del aborto.

Temas relacionados: