Diario Uno > Sociedad > Audiencia

Amplio rechazo del proyecto Cerro Punta Negra en la audiencia pública

La audiencia pública se desarrolló de manera virtual durante más de 6 horas, en las que expusieron 83 oradores, la mayoría en contra

La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, por intermedio de la Unidad de Evaluaciones Ambientales, realizó este viernes de forma virtual la audiencia pública del proyecto Cerro Punta Negra. En total se anotaron 237 oradores pero expusieron menos de 100, cada uno con un tope de 2 minutos por exposición. La mayoría -69 en contra y 14 a favor- rechazó el emprendimiento previsto en medio de la montaña en Tunuyán. Hubo otros que mantuvieron una postura neutral.

Tras unas extensas 6 horas y media, concluyó este viernes la audiencia pública por el proyecto Cerro Punta Negra, en la que se ponía a consideración la construcción de un Club House, un loteo de 20 parcelas, senderos turísticos, una central hidroeléctrica y un parque de nieve; 14km arriba de El Manzano, en el área protegida Manzano-Piuquenes. El proponente es la empresa UCO Los Tres Valles SRL.

Se realizó de forma virtual por medio de la plataforma Zoom debido a la delicada situación sanitaria que atraviesa la provincia en el contexto de la pandemia. Esta modalidad provocó que a pesar de haberse registrado más de 200 oradores, apenas unos 76 pudieran expresarse, dados los tiempos de espera necesarios para habilitar y desactivar cámaras y micrófonos de los participantes, sumado a los problemas de conectividad. Varios participantes se quejaron de que los dos minutos con los que contaban para realizar sus exposiciones no eran suficientes como para establecer una argumentación. Según la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, a cargo de la audiencia, en la sala virtual hubo más de 650 asistentes (oyentes).

audiencia proyecto Cerro Punta Negra (1).jpg

Al comienzo de la audiencia y después de explicar las instancias del procedimiento, desde la Asesoría Legal y Técnica de la Secretaría de Ambiente aclararon que el proyecto aún no cuenta con una Declaración de Impacto Ambiental y que, de hecho, la audiencia pública es un requerimiento legal dentro de ese proceso, que se remonta al 2014, cuando la empresa UCO Los Tres Valles SRL propuso por primera vez la realización de una central hidroeléctrica.

Exposición de la empresa

Después fue el turno de la empresa de exponer el proyecto, para lo que contó con 40 minutos, durante los cuales hablaron el gerente, Horacio Junco, Bernardo Parizek, a cargo del estudio ambiental; Nicolás Ruscio explicando el funcionamiento de la planta de efluentes, y Pedro Mosso, cuya intervención se acotó a la factibilidad jurídica de la iniciativa.

En su exposición, la empresa hizo hincapié en que su proyecto se ajusta a estándares de sustentabilidad ambiental y que tomaron como ejemplo centros de esquí de Los Alpes (Suiza fue el ejemplo más mencionado) que se encuentran dentro de áreas ambientales protegidas.

Respecto al libre acceso a las montañas, reclamado por escaladores y prestadores turísticos, el gerente indicó que han trabajado con la Municipalidad de Tunuyán para garantizarlo.

Junco agregó que del total de turismo de esquí que se mueve en centros invernales argentinos, sólo el 7% es captado por Mendoza y que allí es donde reside el potencial de su propuesta, ya que es un tipo de turismo que se complementaría muy bien con el vitivinícola, impactando en empleo, desarrollo social y actividad económica, según mencionó.

A continuación Parizek presentó los alcances del proyecto en general (22 hectáreas), donde mostró renders 3D del Club House, que incluiría 5 habitaciones, restaurante y alquiler de equipos de esquí. El parque de nieve, proyectado en el centro de la locación, tendría 3 medios de elevación de arrastre (desmontables) cubriendo una superficie de 3 hectáreas. Se proyectan realizar 5 kilómetros y medio de senderos turísticos y puentes sobre los arroyos Arenales y Grande.

Luego se visualizó el fraccionamiento que se haría del terreno en 20 parcelas para futuras edificaciones y que es uno de los puntos más polémicos del proyecto, ya que el desarrollo inmobiliario, según el dictamen sectorial realizado por la Dirección de Recursos Naturales Renovables, no es compatible con el objetivo y creación del área natural protegida. Mosso, por su parte, insistió que el proyecto se ajusta plenamente a la ley de Ordenamiento Territorial (8999).

Se explicó que el fraccionamiento fue reducido de 33 a 20 parcelas “a pedido de las autoridades y los dictámenes técnicos”. Parizek agregó que cada privado que quiera construir deberá ajustarse a un reglamento ya elaborado y someterse a un proceso de autorización de impacto ambiental por parte del municipio.

Ruscio, refiriéndose al sistema de tratamiento de efluentes para las parcelas y el Club House, indicó que se basaron en sistemas probados como es el caso de Aspen, en Estados Unidos. Implica la división de aguas grises y negras, la instalación de cámaras de grasas y planta de tratamiento de aguas grises, con un reutilización del agua negra tratada. Además se refirió a la obra de la usina hidroeléctrica, para la que se canalizaría el agua del arroyo y se volvería al mismo algunos metros abajo.

Opiniones positivas

Entre las voces a favor, que fueron 13 en total, las argumentaciones rondaron en torno a la necesidad de trabajo de la zona y las posibilidades de crecimiento económico que el mismo generaría. El desarrollador turístico Freddy Fabiancic, por ejemplo, indicó que el emprendimiento afianza el destino turístico del Valle de Uco, agregando una actividad que actualmente no existe en la zona (por el esquí).

Otra oradora, Carolina Martínez, demandó celeridad en la resolución del proyecto, ya que “los jóvenes no pueden seguir esperando para tener oportunidades dentro del Valle de Uco”. Anselmo Pelletán, de Tunuyán, indicó que Manantiales ha sido el sueño de muchos tunuyaninos y éste es un primer paso en ese sentido, además de jerarquizar el turismo.

El diputado provincial Guillermo Mosso indicó que “el ambiente debe estar al servicio de la humanidad, del hombre, y no debe convertirse en un santuario intangible e inaccesible, con pobreza y exclusión a su alrededor. El aprovechamiento sustentable del ambiente debe permitir la inclusión de las personas al mundo del empleo formal”.

Miradas negativas

Las voces que se manifestaron en contra (más de 60) cuestionaron en su mayoría la realización de un desarrollo inmobiliario dentro de la reserva, la forma fragmentada en que se presenta el mismo y destacaron la necesidad de respetar el dictamen técnico negativo realizado por los expertos del Iadiza, perteneciente al Conicet.

El docente Daniel Funes manifestó que “estamos soñando con un proyecto viejo en un mundo totalmente diferente que posiblemente no tenga ni nieve ni agua”.

Eduardo Sosa, de Oikos Red Ambiental, remarcó que la ley de Ordenamiento Territorial prohíbe las urbanizaciones como las descriptas por el proponente en áreas rurales y que la empresa pide a la autoridad ambiental un cambio de uso del suelo para su proyecto, lo cual no es posible porque la ley 8051 no lo permite.

El geógrafo Marcelo Giraud manifestó su preocupación debido al accionar de la Secretaría de Ambiente, quien a pesar de contar con los dictámenes desfavorables del Iadiza y la de Dirección de Recursos Naturales Renovables, decidió encargar otra evaluación a una universidad privada, saliéndose de lo que, según él, han sido históricamente las prácticas en materia de evaluación de impacto ambiental, "lo que sienta un precedente preocupante porque daría lugar a que futuros proyectos puedan requerir evaluaciones hasta tanto dar con una favorable", dijo.

El guía de montaña Gerardo Castillo recordó la infraestructura que ya ha quedado en la montaña como un pasivo ambiental tras proyectos similares, como el Hotel de Plaza de Mulas en el cerro Aconcagua o Penitentes. “Creo que lo equivocado es el concepto, tratar de construir comodidad para que la gente vaya a la montaña cuando lo que debemos hacer es adaptarnos al lugar donde estamos yendo”, apuntó.

El geólogo y escalador Ignacio Elorza recordó que la empresa comenzó las obras en el sitio sin ninguna aprobación, y que la comunidad de escalada se opone al proyecto por el impacto a la cultura de montaña que se realiza desde hace más de 35 años en el lugar.

La audiencia fue convocada por las resoluciones 115/2021 y 142/2021, realizada con 30 días de antelación, con el fin de que se inscribieran para participar todos los interesados.

Para realizar aportes sobre el proyecto, podrán dirigirse al correo oficial habilitado, audienciasambiente@mendoza.gov.ar, en un plazo de cinco días hábiles de la fecha de la audiencia pública. También quedó publicada en el canal de la Secretaría de Ambiente en YouTube la grabación completa de las exposiciones y a disposición de todo aquel que esté interesado en verla.

Seguir leyendo