Diario Uno > Sociedad > segunda ola

Algunos números alarmantes de la segunda ola en Mendoza

Juan Carlos Videla, director del Grupo A Mano, de servicios de emergencias y clínicas, expuso números alarmantes sobre la segunda ola de pandemia en Mendoza

Para saber cómo se vive la situación de los prestadores privados de salud, tanto de sanatorios o clínicas, como de servicios de emergencia -ambulancias-, Juan Carlos Videla, del Grupo A Mano, además presidente de la Cámara de Servicios de Emergencia y vice de la Federación de Emergencias, relató en Radio Nihuil cómo se vive este explosivo segundo brote de contagios de Covid-19 en Mendoza y el país, llamado segunda ola. Algunos de los números alarmantes brindados fueron: La cantidad de llamadas atendidas por día, casi se triplicó; el porcentaje de pacientes atendidos por coronavirus pasó a ser de un 80%; y han notado una baja en la edad de los pacientes que se atienden.

El presidente de la entidad afirmó que reciben alrededor de 170 llamadas diarias cuando antes de la pandemia eran aproximadamente 60. Juan Carlos Videla dijo que han estado tres o cuatro horas para conseguirle cama a un paciente, pero les aseguran la internación antes de hacer el traslado.

Consultado Videla este jueves en el programa Mediodía, de Radio Nihuil sobre si hay demoras actualmente para conseguir camas, confesó: "Sí, lamentablemente la ocupación de camas que hay nos hace muy difícil internar a los pacientes, y a veces hemos estado tres o cuatro horas tratando de conseguirles la derivación de una cama".

Sobre la cantidad de pacientes con Covid atendidos a diario, el empresario señaló: "Ha aumentado el número para cualquier tipo de paciente, pero los de Covid-19 superan el 75 u 80%", dijo.

"Lo más crítico es poder conseguirle una cama donde se asistido y cubiertas todas las necesidades, sobre todo el oxígeno, con esa patología que es muy demandante del oxígeno" "Lo más crítico es poder conseguirle una cama donde se asistido y cubiertas todas las necesidades, sobre todo el oxígeno, con esa patología que es muy demandante del oxígeno"

Aumento de casos y disminución de la edad del contagiado

Respecto a si ha bajado la franja etaria de contagiados de coronavirus respecto al 2020, Videla confirmó: "Este es un dato muy curioso, la mayoría de los infectados son menores de 60 años".

El CEO del Grupo A Mano fue requerido para indicar si estamos a una escala igual al pico del 2020. "En la práctica, estamos igual, en la teoría estamos peor. ¿Por qué manifiesto esto sobre la práctica? –porque estamos con una ocupación muy cerquita del 100%, considerando que se vienen los meses de mayo y junio, que por la época estacional tenemos muchos internados, con otro tipo de enfermedades, y por eso estamos muy preocupados. El año pasado tuvimos el pico en octubre, pero ya subían las temperaturas, lo que es beneficioso para enfrentar la pandemia", detalló Videla.

terapias-intensivas-mendoza-la-ocupacion-es-casi-plena-foto-archivo-gerardo-tejeda.jpg
Cada vez es más difícil conseguir camas en Mendoza por la segunda ola

Cada vez es más difícil conseguir camas en Mendoza por la segunda ola

Consultado sobre el método de distribución de pacientes que tiene el sistema sanitario, explicó el camarista: "Cada paciente tiene asignado su sanatorio o clínica, de acuerdo al convenio que tienen con su obra social o el prestador de PAMI que le corresponda. En el caso de OSEP, tienen una cantidad de clínicas innumerables, entonces ahí tenemos que comenzar a busca donde le corresponde. Si no tienen camas disponibles, comenzar a rastrear lugares donde pueda ser derivado o que tengan la voluntad de recibirlo".

Mucho se ha hablado de la necesidad de trasladar enfermos en estado crítico a otras ciudades de la provincia por la alta demanda en el Gran Mendoza, y Juan Carlos Videla los confirmó: "Hemos tenido que trasladar pacientes de Mendoza, donde estamos casi al 100%, al sanatorio de San Martín, donde tenemos un poquito más de disponibilidad en este momento".

Para tener una idea más gráfica de la situación en esta segunda ola de la pandemia, se consultó sobre la cantidad de llamadas que reciben a diario: "Nosotros en el mes de abril hemos recibido 5.100 llamadas, que serían unas 150 o 170 llamadas por día. En épocas pre-pandemia teníamos unas 50 o 70 llamadas por día", comparó el director del Grupo A Mano.

Problemas con la provisión de oxígeno

Al tratarse el coronavirus de una enfermedad respiratoria, es fundamental la disponibilidad de oxígeno en las unidades para atención de pacientes contagiados con este flagelo. "Tenemos ambulancias equipadas para terapia intensiva, donde tenemos oxígeno, y producto de estas demoras que tenemos para hospitalizar los pacientes, estamos poniendo tubos de oxígeno extra, por las dudas de que se demore la internación, y podamos tenerlos unas horas asistidos en la ambulancia", expuso Videla sobre el equipamiento de su empresa.

Pero el aumento exponencial de casos ha desnudado un problema que no depende de su responsabilidad, y el de la provisión de oxígeno. "La provisión de oxígeno es un problema que ha empezado a surgir esta semana, donde los proveedores nos están dando a demanda, y no deja de ser un problema también. Tenemos un solo proveedor, que trabaja a demanda, y esa demanda ha subido, tanto en los sanatorios como en los servicios de emergencia. Tenemos un backup (respaldo) de tubos de oxígeno para ir reponiendo inmediatamente como se va produciendo la atención y se va necesitando. El tubo vacío se reemplaza por uno lleno, y se llama al proveedor para que se recargue el vacío", señaló el director de la empresa de salud privada.

"Gracias a dios no hemos tenido la dificultad de quedarnos sin oxígeno, pero tenemos temor, tanto en los sanatorios, como en ambulancias, de tener el problema de no tener la cantidad de oxígeno que necesitamos. En el sanatorio que tenemos en Godoy Cruz cargábamos los tanques, que son un reservorio muy importante, una vez a la semana. Ahora lo estamos haciendo cada tres días, aproximadamente", aclaró Videla.

Cuando se lo consultó a Videla desde la mesa del programa radial sobre si habían tenido a algún fallecimiento en pleno traslado, éste dijo: "Hasta ahora no hemos tenido la desgracia de que haya fallecido un paciente en la ambulancia mientras le buscábamos cama. La verdad que la solidaridad que hay en el sistema de salud, tanto la parte privada como la pública es excelente, y me siento orgulloso de pertenecer al mismo", aclaró.

Finalmente se le pidió a Juan Carlos Videla una reflexión sobre la injerencia de la sociedad en su conjunto sobre la cantidad de contagios, dijo objetivamente: "Por más decretos que se saquen, si la gente no cumple con las restricciones que hay, lamentablemente el sistema de salud se siente desbordado. La gente (del sistema sanitario) está cansada, pero no porque el recurso humano sea escaso, sino porque hay otros condicionantes, como médicos que tienen que estar aislados o se infectan, y en un año no pudimos sumar un 10, 15 o 20% de profesionales", concluyó.

Seguir leyendo