Marcelo Hernández y una vida de artista

El actor, productor y director mendocino recién llegado de Colombia, donde presentó Lutherieces Pop, será miembro del jurado de los Premios UNO Escenario 2018

Captar la esencia, el estilo y el humor inconfundibles de Les Luthiers no es tarea fácil, sin embargo gracias a la dirección de Marcelo Hernández y de su Compañía Americana de Teatro Lutherieces este objetivo casi utópico es posible.

Fruto de una amistad cimentada a lo largo de más de 25 años con los integrantes del más exitoso exponente del humor musical en español, el actor, productor y director mendocino creo el único elenco que cuenta con la autorización del grupo para presentar sus clásicos pero reversionándolos en cuanto a la estética y a la puesta en escena, con los que ha recorrido las principales ciudades de país y América Latina.

"Lutherieces es una compañía de teatro de humor musical que esta semana cumplió trece años. Arrancó como un homenaje a Les Luthiers y a los meses de ensayar nos contrató ¡Les Luthiers! Nos presentamos tres noches actuando con ellos y para ellos en tres funciones con localidades agotadas", explicó Marcelo.

"Además de recorrer toda la Argentina (de Ushuaia a La Quiaca) hemos realizado 20 giras internacionales que nos han llevado por Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil Costa Rica, Panamá y este año Colombia", agregó Hernández.

"Lutherieces no es un cover o copia de Les Luthiers sino que realizamos nuestras propias obras de teatro de humor musical con complejos arreglos musicales y vocales y desarrollamos puestas en escena donde utilizamos diferentes herramientas teatrales como el clown, la pantomima, el slapstick y la improvisación. Hacemos uso del espacio de modo no convencional, rompemos la cuarta pared, jugamos con el público, entre otras. Atraviesan nuestros shows cerca de 20 géneros musicales", continuó el artista.

Este show recientemente causó furor en Colombia, donde se presentó en las ciudades de Bogotá y Cali tras haber ganado sus protagonistas el concurso de Elencos en Gira del Instituto Nacional del Teatro. Allí no solo se apoderaron de las tablas colombianas sino que también dictaron talleres de teatro, interactuaron con los artistas locales y hasta fueron designados padrinos de una nueva sala de teatro que se abrió en Bogotá.

"Fue una experiencia maravillosa. Lo más sorprendente de Lutherieces es la energía puesta en el escenario, que utiliza como materia prima la inteligencia el buen gusto y la música. Lutherieces es una compañía de teatro abierta por la que han pasado cerca de 50 artistas. Esto ha hecho que el concepto artístico se vea muy enriquecido por todos esos aportes", comenta.

Ahora Marcelo, quien además fue seleccionado en 2017 para integrar el elenco de cantantes de la ópera La Traviata de G. Verdi interpretando dos roles (Mensajero y Criado de Flora) con cinco funciones en el teatro Independencia con localidades agotadas y en 2018, tras participar en audición pública, fue elegido también para integrar el elenco de cantantes de la ópera El barbero de Sevillla de G. Rossini, será integrante por sexto año consecutivo del jurado de los premios UNO Escenario.

"Para mí es un gran honor y una gran responsabilidad ser integrante del jurado de teatro de los Premios UNO Escenario. Es genial que exista este premio que es el más importante que se entrega en Mendoza a los artistas locales. Implica una tarea ardua porque por año veo cerca de 40 a 50 obras de teatro. Creo que los premios te ayudan a mejorar y transitar un camino de excelencia y es una maravillosa iniciativa de Grupo América Cuyo en pos del fortalecimiento de la comunidad artística de Mendoza. Es nuestra red carpet", afirmó el actor con mucha expectativa.

En cuanto a los criterios que tendrá en cuenta a la hora de evaluar las obras tras haber vivido cinco ediciones explicó: "El teatro en Mendoza está pasando un gran momento, hay muchos jóvenes directores y creadores que están haciendo cosas geniales. Es imposible o muy difícil calificar una obra de arte como es una obra de teatro porque todas las funciones son diferentes. Las salas son diferentes, los públicos son diferentes, los artistas y técnicos se sienten diferentes. Entonces los jurados, a fin de hacer objetiva la calificación, utilizamos una compleja grilla que año a año vamos revisando y mejorando. En esa grilla consideramos distintos elementos como iluminación, vestuario, escenografía, técnica, dirección, etcétera".

"A los artistas de Mendoza les recomiendo que participen en los Premios Escenario, es una experiencia y reconocimiento genial", concluyó.