Sin reintegros por Zona Fría

Zona Fría: la subdistribuidora que brinda gas a 11.600 mendocinos, en alerta por falta de pago de la Nación

Gas del Sur funciona en Tunuyán, San Carlos, Alvear y San Rafael. "Si no se ponen al día con los reintegros por Zona Fría, tendremos que deberle a Ecogas"

Incertidumbre es la palabra que reina entre las subdistribuidoras y distribuidoras de gas del país, desde que el Ministerio de Economía de Luis Caputo frenó los pagos por reintegros de la Zona Fría. En Mendoza, la empresa grande que se ocupa del servicios es Ecogas Cuyana pero en zonas suburbanas del Sur, lo hace Gas del Sur S.A.

El régimen de Zona Fría, por el que miles y miles de usuarios de buena parte de la Argentina reciben entre el 35% y el 50% de descuento en su factura de gas, funciona de la siguiente manera: las empresas distribuidoras o subdistribuidoras afrontan el costo del gas, realizan la rebaja en la tarifa que pagan los usuarios y luego inician el trámite administrativo para que la Nación les reintegre ese porcentaje, que se saca del Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de Gas, creado por la Ley N° 25.565 del año 2002.

En marzo, los pagos se frenaron intempestivamente y decenas de subdistribuidoras de gas del país entraron en estado de alerta En marzo, los pagos se frenaron intempestivamente y decenas de subdistribuidoras de gas del país entraron en estado de alerta

Hasta febrero, el sistema de pago funcionaba a la perfección y las empresas cobraban sus reintegros a los 60 días de iniciado el trámite. Pero en marzo, los pagos se frenaron intempestivamente y decenas de subdistribuidoras de gas del país entraron en estado de alerta. Entre ellas, Gas del Sur S.A.

gas cuyana.jpg
Distribuidora de Gas Cuyana de Ecogas y subdistribuidora Gas del Sur SA son las que operan en Mendoza.

Distribuidora de Gas Cuyana de Ecogas y subdistribuidora Gas del Sur SA son las que operan en Mendoza.

►TE PUEDE INTERESAR: La estrategia de supervivencia de la UNCuyo para funcionar con 230% de atraso presupuestario

La deuda de la Nación, la caja para seguir funcionando y una promesa extraoficial de pago

En diálogo con Diario UNO, José Luis Frassón -presidente de Gas del Sur- describió la situación actual de la empresa que brinda el servicio a unos 11.600 usuarios en Mendoza.

La Nación le debe dos meses en concepto de reintegros de Zona Fría: febrero y marzo (al resto se le debe también enero). "Abril ya está presentado para el pago, pero el trámite aún está en proceso", explicó.

Esa deuda equivale al 35% del monto facturado a cada uno de sus usuarios en boletas que tienen un valor promedio de $1.000.

En Mendoza, la distribuidora principal es Ecogas Cuyana. Y Gas del Sur cubre las zonas suburbanas dentro de porciones rurales que a las grandes empresas no les parecen rentables.

Frassón detalló: "Son zonas marginales, chicas. Tenemos 11.600 usuarios distribuidos en el Sur de Mendoza: todo el departamento de San Carlos, una parte de Tunuyán, otra de San Rafael y otra de Alvear".

Puntualmente, le corresponden a la subdistribuidora Vista Flores, Campo Los Andes, La Consulta, Eugenio Bustos, San Carlos, Pareditas, Chilecito, Villa Chacón, Alvear Oeste, Bowen, Rama Caída, Real del Padre y Fray Inalicán.

Alvear Oeste Bowen.jpg

►TE PUEDE INTERESAR: Murió el presidente iraní Ebrahim Raisi tras un accidente en helicóptero

"Si la deuda se sigue acrecentando, la única manera de no ir a cesación de pagos es deber el gas que compramos a la distribuidora", aseguró Frassón dando cuenta de la situación comprometida que en la que ha quedado la empresa a raíz de la falta de pagos de la Nación.

Al día de hoy, si no recibe un peso más por Zona Fría pero sigue haciendo el descuento al usuario para cumplir con la ley, Gas del Sur S.A. tiene caja para afrontar pagos hasta fines de junio.

"Si la situación se mantiene, a principios de julio deberíamos dejar de pagarle a Ecogas".

Frassón, paciente y ya lamentablemente acostumbrado a las vicisitudes de la economía argentina, tiene incertidumbre pero está tranquilo.

"No vamos a cerrar. No vamos a cortar el gas y no creo que peligre la Zona Fría", advierte mandando un mensaje a los usuarios.

El Instituto de Subdistribuidores de Gas Argentino (ISGA) ya inició una medida administrativa contra el Ministerio de Economía y la Secretaría de Energía por la demora en los pagos.

Frassón confía en el avance de la misma pero también en lo que le dijeron extraoficialmente a José Luis Kelly, el presidente de ese instituto: "Parte de los pagos del reintegro ya fueron librados la semana pasada y debería llegar esta semana".

Por eso también se frenaron las acciones que tenían previstas las asociaciones de consumidores en reclamo del pago del reintegro.

La excusa que la Nación dio por la demora en el pago, siempre extraoficialmente, fue que como hasta febrero el fideicomiso era manejado por la Secretaría de Energía y el Gobierno nacional hizo un traspaso de esas obligaciones al Ministerio de Economía, Luis Caputo mandó a analizar, ordenar y auditar mucha documentación, lo que terminó frenando los reintegros.

Según lo que dijeron a las subdistruibuidoras de gas, el Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de Gas ya fue revisado y por eso se liberaron los pagos.

Ese fideicomiso en particular no se financia con subsidios del Estado nacional (por eso el enojo de los distribuidores de gas), sino que se autofinancia con un recargo del 5,44% sobre el precio del gas natural en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST, uno de los componentes de la factura) que pagan los hogares y pequeños comercios e industrias de todo el país.

Qué pasará con el aumento del gas

Frassón contó a Diario UNO que las primeras boletas con fuertes aumentos ya están llegando a los domicilios. Esto, antes de que este lunes Enargas publicara la Resolución 224/2024 con la que se congelan las tarifas al 3 de abril.

Los incrementos que estaban previstos y que a pesar de la medida nacional llegarán en algunas facturas, varían según el tipo de usuario, es decir su consumo y la categoría social a la que pertenece. Los porcentajes de aumento oscilan entre un 300% y un 700%.

Así, una boleta que promediaba entre los $1.000 y los $1.500, pasaría a costar $8.000 y $11.000 aproximadamente.

Habrá que esperar si, teniendo en cuenta el freno al aumento de mayo, a aquellos que les haya llegado la factura con el subidón, luego tendrán la quita correspondiente.

Carlos Alberto María Casares, interventor del Enargas, firmó la resolución, señalando en el artículo 1: "Mantener inalterados los Cuadros Tarifarios de Transición y de Tasas y Cargos por Servicios vigentes desde el 3 de abril de 2024 en virtud de los Considerandos de la presente Resolución".

Temas relacionados: