La falta de quórum en la sesión de Diputados de la Nación del martes, en donde se iban a tratar 3 proyectos de gran importancia para Mendoza, entre ellos el de la jubilación anticipada para viñateros, no deja de generar coletazos, reclamos y reveses políticos.

Este jueves un grupo de viñateros del Valle de Uco, varios nucleados en el gremio de Soeva, rodearon al gobernador Rodolfo Suarez cuando acudió a la inauguración de reformas en la escuela Ventura Gallego de Tunuyán. El planteo de los trabajadores fue puntual: le pidieron que interceda ante los legisladores nacionales para que se sancione la ley de jubilación anticipada que fracasó el martes, por el faltazo de 120 legisladores de Juntos por el Cambio, entre ellos 4 diputados mendocinos de Cambia Mendoza.

Seguir leyendo

El gobernador Rodolfo Suarez con referentes de Soeva

"Le queremos hacer llegar el descontento que tuvimos el martes pasado con lo que pasó en el Congreso, fue una desilusión muy grande para todos los trabajadores de viña, ya que (los diputados) no se presentaron para aprobar la ley que tanto estamos esperando hace más de 20 años. Le pedimos que se ponga la mano en el corazón y ya que es mendocino, que le diga a toda esa gente que es mendocina que apoye esta ley, queremos igualdad como los obreros rurales", le dijo de frente una de las trabajadoras del lugar, que hizo de vocera de otros tantos que portaban carteles pidiendo la ley.

Rodolfo Suarez en Tunuyan.jpeg

Escoltado por el vicegobernador Mario Abed, Suarez, les admitió que "es absolutamente justo el reclamo y van a tener al gobernador del lado de ustedes peleando en este sentido", les concedió el mandatario, aunque les recordó que un día antes, este miércoles había contado públicamente en San Martín que había hablado con los legisladores de Cambia Mendoza, y que les había pedido que se trate la semana que viene. "Hay que tratarla sí o sí", resaltó y asumió que a su entender eso ocurrirá en los próximos días "ya que tiene media sanción de Senadores, en Diputados la tienen que sacar".

Pese a estar de acuerdo con el reclamo de los obreros de viña, Suarez debió enfrentar el reclamo que muchos de los presentes hacían con sus carteles hacia la persona de Alfredo Cornejo, uno de los cuatro diputados que no acudieron al recinto este martes cuando se iba a tratar esa jubilación anticipada, una reforma laboral para los contratistas de viña y también la ley de etiquetado frontal de los alimentos. La lista de los cuatro diputados ausentes se completa con Omar De Marchi, Luis Petri y Jimena Latorre. De la oposición, sólo estuvieron los radicales Claudia y Federico Zamarbide.