Diario Uno > Política > nuevas restricciones

Verano 2021: "La voluntad es que la temporada turística llegue hasta marzo", dijo el ministro de Turismo

El Gobierno nacional dio a conocer los indicadores para las nuevas restricciones. Se remarcó que busca mantener la temporada turística

El Gobierno nacional dio a conocer en conferencia de prensa, los indicadores que los gobernadores deberán tener en cuenta para tomar nuevas medidas con el fin de bajar la curva de contagios de coronavirus. Entre estas restricciones figuran el toque queda y otras pautas generales. El decreto será dado a conocer este mismo viernes y delega en los gobernadores la facultad de decidir qué medidas deberán tomar para frenar la curva de contagios.

Una de los factores que más preocupación genera ante la posibilidad de implementar medidas duras como el toque de queda es afectar la temporada turística del verano 2021 que trae oxígeno económico a varias zonas del país.

Te puede interesar...

De hecho, los referentes hoteleros, gastronómicos y turísticos de varias provincias se mostraron alarmados ante la posibilidad de tener que restringir las actividades.

El ministro de Turismo de la Nación, Matías Lammens que participó de la conferencia de prensa fue claro al respecto: "Vamos a buscar que se pueda completar la temporada turística en todo el país hasta marzo como estaba previsto. Esa es nuestra voluntad. Pero también sabemos que la realidad que plantea la pandemia es muy dinámica. Por lo tanto deberemos ser muy rigurosos en las acciones preventivas que vamos tomando y analizar la curva de contagios para ir viendo como avanzamos"

"Los gobernadores son los que deben tomar las medidas relacionadas a la restricción de la circulación, adaptadas a sus costumbres y a sus horarios. Las medidas se deberán tomar pero le damos la facultad a las provincias que determinen las acciones de acuerdo a los parámetros que se manejen en cada jurisdicción".

En Mendoza, el gobernador Rodolfo Suarez es de la idea de mantener las aperturas autorizadas hasta ahora y no producir restricciones. Basa su argumento en que el número de contagios diarios continúa estable, y en que decidir cierre de actividades, dañaría la actividad económica que empezó a repuntar a medida que se autorizaron nuevas actividades.