Invierno y crisis económica

Ulpiano Suarez le pidió auxilio a Luis Petri para ubicar a la gente que vive en la calle

El intendente de Ciudad hizo un relevamiento y con la Pastoral Social le pidieron al Ejército un lugar para que pase el invierno la gente sin techo

La crisis económica tiene una triste vidriera: se ve en la enorme cantidad de personas que viven en situación de calle. Sólo en Ciudad ya contabilizan 116 seres humanos sin hogar y se cree que el número supera los 500 cuando se mira el mapa provincial. Ante esa bomba de tiempo que no para de crecer, el intendente citadino Ulpiano Suarez y la Pastoral Social ya pidieron auxilio al Ejército y a Gendarmería Nacional, que dependen del ministro de Defensa, Luis Petri.

Necesitan que ellos aporten un lugar para que varias de esas personas puedan pasar los tres meses del invierno, que ya se presenta como crudo y que en los próximos días se mostraría con temperaturas de una ola polar.

La preocupación es tal que hace un par de semanas se reunieron los intendentes del Gran Mendoza con el ministro de Gobierno Natalio Mema y el titular de Desarrollo Comunitario, Ernesto Mancinelli, porque reconocieron que es necesario idear una estrategia metropolitana y un protocolo provincial para abordar a esta comunidad que no tiene dónde vivir, que crece y se mueve continuamente. Saben que si bien hay personas en estado de vulnerabilidad en toda la provincia, el grueso se concentra en Ciudad y los alrededores.

A la tarea se sumó también la Unidad de Atención Primaria de Salud Itinerante, porque entre la población a asistir hay varias personas con consumo problemático de drogas.

Ese protocolo podría ver la luz en los próximos días; pero entre tanto urge encontrar un lugar para que aquellos que hoy no acuden a albergues ni asilos al menos puedan pasar el invierno.

Ulpiano Suarez y Marcelo De Benedictis reunidos .jpg
El intendente Ulpiano Suarez y el titular de la Pastoral Social, Marcelo de Benedectis, coincidieron en que era clave pedirle al Ejército y a Gendarmería Nacional un lugar para que las personas en situación de calle puedan pasar el invierno.

El intendente Ulpiano Suarez y el titular de la Pastoral Social, Marcelo de Benedectis, coincidieron en que era clave pedirle al Ejército y a Gendarmería Nacional un lugar para que las personas en situación de calle puedan pasar el invierno.

Para eso la Pastoral Social que comanda Marcelo de Benedectis ya envió sendas notas al titular de la Octava Brigada de Montaña del Ejército, coronel Pablo Javier Rolando, y al comandante en Jefe de la Agrupación XI de Gendarmería Nacional, Néstor Walter Prado. Orgánicamente ambos dependen del Ministerio de Defensa que comanda el mendocino Luis Petri.

"Lo que surgió de la reunión que tuvimos con la Pastoral de la Calle es que es necesario que el Estado nacional se involucre también en la asistencia de estas personas vulnerables, porque estamos buscando un lugar que cumpla el rol de refugio o albergue para una población vulnerable de una franja etaria de entre 50 y 65 años, que ha crecido", puntualizó Ulpiano.

El intendente admitió que las personas de esa franja etaria son las que hoy más los preocupan, porque en términos generales los menores de esa edad están contenidos en albergues o reciben alguna asistencia de La Pastoral en algún refugio, y los mayores son asistidos en los asilos de la Dirección de Adultos.

►TE PUEDE INTERESAR: El director de Desarrollo Comunitario dijo que 500 mendocinos viven en situación de calle

La pobreza se desplaza y busca refugio en Ciudad

"Me quedé sin trabajo y hace 3 días que no como". Eso confesaba entre llantos Jesús, un hombre de unos 50 años que esta semana llegó hasta uno de los ingresos a la Ciudad de Mendoza pidiendo que lo ayudaran a conseguir empleo.

Contó que había venido caminando desde Lavalle, a poco más de 20 kilómetros del sitio en el que habló con el periodista Pablo Gamba (Radio Nihuil/Canal 7). La desesperación fue tal que no le pesó recorrer esa enorme distancia a pie, con la última esperanza de hallar en la zona metropolitana la changa que en el campo se le negaba.

Dejó un teléfono de contacto: 2616404483.

Y este video muestra su testimonio:

Embed

Parece ser una escena que se repite una y otra vez. Los expulsados del sistema se refugian en la Capital y sus inmediaciones, en procura de algún cajero, un local desocupado para pasar la noche o un negocio de comidas donde pedir algo caliente que probablemente sea su única comida del día.

Albergue situacion de calle.jpg
Varias de las personas en situación de calle que pasan sus noches en Ciudad, provienen de otros departamentos, pero llegan al centro con la intención de encontrar algún refugio.

Varias de las personas en situación de calle que pasan sus noches en Ciudad, provienen de otros departamentos, pero llegan al centro con la intención de encontrar algún refugio.

Tanto es así que un relevamiento que pidió hacer el intendente de Ciudad sobre las personas en situación de calle reveló que de 116 detectados, sólo 71 tienen domicilio citadino, 25 provienen de otros departamentos, hay 8 que son de otras provincias, e incluso 5 son extranjeros.

De hecho, analizando esa comunidad de personas vulnerables que se refugian en Ciudad, el 36% viene de Guaymallén, un 24% tiene origen en Godoy Cruz y otro 20% proviene de Las Heras, sólo por citar a los grupos mayoritarios.

Personas situacion de calle
Personas situacion de calle

"Esas personas en situación de calle mantienen una conducta pendular y entendemos que tenemos que trabajar de manera articulada con los municipios vecinos y asistirlas para que al menos podamos cubrir las necesidades básicas, no sólo brindarles un techo, sino también llegar con los equipos de salud y con los organismos de reinserción laboral. Creemos que no es momento de buscar responsables de cómo llegamos a esta situación, sino de buscarle solución a lo que tenemos", definió Suarez.

Si bien aún no han recibido respuestas ni del Ejército ni de Gendarmería Nacional, el intendente se mostró esperanzado en que en los próximos días pueda generarse una reunión con todos los involucrados para encontrar el espacio que buscan y poder montar el refugio necesario.

Guaymallén trabaja para contener a los vulnerables crónicos y a los que se suman

Como es de esperar -se trata de la comuna más poblada del Gran Mendoza- en Guaymallén también anida una importante cantidad de personas en situación de calle que pulula entre hogares y refugios. Otros merodean la Terminal de Ómnibus.

"Nosotros venimos trabajando hace tiempo con estos grupos, los tenemos identificados y les brindamos asistencia según las necesidades que detectamos. Así sabemos que tenemos unas 50 personas que definimos como crónicos, porque llevan más tiempo en esta situación, y a algunos es difícil llegar porque no se dejan ayudar. Otros 40 están en la calle porque han roto todo lazo familiar; y hay unas 40 personas que sabemos que no van a poder sostener los alquileres que están pagando y es probable que puedan estar en situación de calle en breve", distinguió Silvia Donati, directora de Desarrollo Social de Guaymallén.

Indigencia- pobreza- gente viviendo en la calle.jpeg
Gente durmiendo en la calle, una postal que no debe naturalizarse.

Gente durmiendo en la calle, una postal que no debe naturalizarse.

En la comuna que comanda Marcos Calvente llegaron a ese relevamiento luego de que un equipo de trabajadores sociales y psicólogos recorriera dos veces por semana las zonas clave en donde saben que se refugian esas personas.

Uno de esos puntos es la Terminal de Ómnibus, donde los sin techo acuden a pedir ayuda, pasan la noche o despliegan alguna estrategia de supervivencia.

De este modo también detectaron que un alto porcentaje de aquellas personas más vulnerables tienen problemas de salud mental y consumo problemático, por lo que acordaron con el director del hospital El Sauce para que pudieran hacer una evaluación más puntual para saber si alguno de ellos necesita otro tipo de abordaje, alguna medicación puntual u hospitalización.

También están alerta porque en los últimos días han aparecido varias personas diciendo que no pueden pagar el alquiler y que están a días de ser desalojados.

"Estamos viendo mucha gente adulta, mayor de 50 años, que se queda sin trabajo, que no tiene la edad para jubilarse y que no puede sostener una familia y termina quedando en situación de calle. Nosotros desplegamos alguna asistencia económica y si hubiere niños priorizamos que no haya chicos en la calle, tratamos de activar redes familiares y de ubicarlos. Pero la situación de varios adultos no pasa por un problema habitacional, varios no tienen vínculo alguno, tienen problemas de adicciones y se mueven todo el tiempo entre una comuna y otra, por eso es clave que tengamos una estrategia metropolitana", marcó la funcionaria que lleva más de 8 años en ese área.

Urge activar un protocolo provincial antes de que golpee el invierno

Los pronósticos del tiempo marcan que el próximo jueves ingresaría a la zona del Gran Mendoza una ola de frío polar con temperaturas bajísimas. Ante la crudeza de ese panorama, en Casa de Gobierno delinean un protocolo que darían a conocer en los próximos días.

Indigencia- pobreza- gente viviendo en la calle (12).jpeg
En la provincia hay unas 500 personas viviendo en situación de calle. Unas 200 están contenidas en albergues y otras reciben la asistencia de la Pastoral de la Calle, que les da un refugio y cena en el Patio Callejero.

En la provincia hay unas 500 personas viviendo en situación de calle. Unas 200 están contenidas en albergues y otras reciben la asistencia de la Pastoral de la Calle, que les da un refugio y cena en el Patio Callejero.

No hay mucho tiempo para perder y sí muchas urgencias que atacar para que esas más de 500 personas en situación de calle que hay en la provincia tengan algún lugar en donde pasar sus noches.

Por el momento, en la Dirección de Desarrollo Comunitario que lidera Ernesto Mancinelli aseguran que unas 200 de esas personas acuden a alguno de los 3 albergues que funcionan en el Gran Mendoza, y otros tantos -unos 180- reciben la asistencia de la Pastoral de la Calle, que les aporta cena y refugio en el conocido Patio Callejero.

A eso suman que martes y jueves la Unidad de Atención Primaria de Salud Itinerante habilita baños y lugar para que varios de ellos puedan asearse.

Pero saben que evidentemente con eso no alcanza y que aún hay una gran cantidad de personas que pululan por las calles sin tener qué comer ni dónde dormir.