Rodolfo Suarez cruzó fuerte al presidente de la Cámara de la Construcción, Iván Szczech, quien a través de una carta había expresado una serie de reclamos con respecto al proceso licitatorio de la obra Portezuelo del Viento. El gobernador calificó las demandas de "ex temporáneas" y algunos señalamientos como "falaces".

Te puede interesar: Cuándo se cobra el IFE de mayo

En tres páginas destinadas al flamante presidente de la entidad y firmada por el puño del mandatario provincial, Suarez desentraña los argumentos expuestos por los empresarios y les requirió una nueva lectura del pliego licitatorio.

Es que Szczech había expresado al Gobierno de Mendoza el malestar que reina entre las grandes firmas del sector ya que, según entienden, corren riesgo de quedarse afuera de la construcción de la obra hidroeléctrica. El representante de la Cámara expuso un cierto favoritismo en los pliegos hacia las empresas locales y advierte sobre la grave situación económica que vive la actividad.

El mensaje llega a 20 días de la recepción de ofertas, reprogramada ahora para el 3 de julio, y en medio de una crisis sin precedentes que se vio agravada por la pandemia pero que el sector acarrea desde el 2018.

Además el futuro se muestra más que incierto y pesimista debido a que la emergencia sanitaria probablemente provoque fuertes repercusiones en las futuras inversiones de obra pública a gran escala que ayuden a la actividad a salir del pozo.

En el escrito firmado por Szczech se denuncia el alto valor de los pliegos, los plazos de estudio y presentación de propuestas; y las exigencias "desproporcionadas". Finalmente, se pide que la obra sea licitada con contratos separados por especialidad.

Suarez consideró inoportunos los señalamientos ante la cercanía de la fecha límite para presentar las ofertas -que en un principio era el 2 de junio- y "recordó" el período de 9 meses que ha llevado el proceso. Pero también detalló que varias de las empresas que hoy encabezan los reclamos ya habían accedido en 2011 a la convocatoria que llevó adelante el ex mandatario justicialista Celso Jaque.

Ante este último punto, tachó de "falaz" la acusación de que los plazos fuesen breves y que los interesados hubiesen desconocido los detalles del proyecto.

Tras también objetar la crítica sobre la "excesiva onerosidad" que representa la presentación, el gobernador continuó elevando el tono en su declaración y defendió la "transparencia del proceso".

"Es entendible que algunas empresas contratistas se sientan más cómodas trabajando con un proyecto y planificación realizado por el comitente y un sistema de costos por unidad de medida, ya que ellos les permitiría generar abultados sobrecostos y mayores permanencias en obra, como ha sido tradición en la obra pública argentina", disparó Suarez en uno de los apartados.

Te puede interesar...