Política | cascos de oxígeno | terapias intensivas | gobierno

Quiénes recibirán los primeros cascos de oxígeno del Gobierno

Este martes llegaron los primeros 10 cascos de oxígeno que compró el Gobierno. Se destinarán al Hospital Central, Scaravelli y si es necesario al Lagomaggiore

Este martes llegaron a la provincia los primeros 10 cascos de oxígeno que adquirió el Gobierno para intentar descomprimir la saturación de las terapias intensivas por el coronavirus. Este primer equipamiento se distribuirá entre los hospitales públicos que hoy tienen mayor demanda como son el Central, el Scaravelli y también el Lagomaggiore.

Te puede interesar...

Hacia el fin de semana se completaría la entrega de los primeros 60 cascos y se prevé que este mes se entreguen unos 200 de los 500 que anunció el gobernador Rodolfo Suarez que compraría. Cada uno de estos cascos tiene un costo de entre los 600 y los 800 dólares.

El nivel de ocupación de las camas de terapia intensiva de toda la provincia ronda el 85%, según los datos oficiales que brindó el Gobierno hacia el fin de semana. Para descomprimir algo de esa saturación y fundamentalmente para tratar de refuncionalizar al personal de terapistas, las autoridades de Salud avanzaron en la compra de estos cascos de oxígeno que evitarían que las personas con algunas complicaciones respiratorias deban ser entubadas y por tanto ser inducidas a un coma farmacológico, con toda la demanda de personal y medicamentoso que eso supone.

En su anuncio el gobernador aseguró que hoy para pronar a un paciente con dificultades respiratorias, esto es ponerlos boca abajo para facilitar la oxigenación, se necesitaba de un terapista asistido por 2 o 3 enfermeros. En principio ese personal, que hoy acusa un altísimo nivel de saturación por la alta demanda en las terapias intensivas, se podría descomprimir con el uso de estos cascos.

"La distribución dependerá de la necesidad que cada hospital vaya teniendo, en principio se asistirá a los hospitales públicos, pero también si hay necesidad en el sector privado y eso descomprime la atención en las terapias, también se los proveerá", aseguran desde el Ministerio de Salud y advierten que la dotación de estos cascos a clínicas o efectores privados se haría en comodato.

En medio de la pandemia, una de las tantas complicaciones que debe sortear el sistema sanitario es cómo se provee de los insumos que necesita. Es que por ejemplo, estos primeros 10 cascos de oxígeno viajaron desde Buenos Aires en donde se encuentra la empresa que los produce hasta Mendoza en camión.

Por tanto se están haciendo las gestiones para que los próximos 50 puedan viajar en avión y así acelerar la entrega y la posterior distribución.