Diario Uno > Política > Virtualidad

Por decisión de la DGE otro sector de la Educación pasa a la virtualidad

Desde ahora la educación de adultos, aquellos que cursen la primaria o secundaria en un CENS o CEBJA, volverán a la virtualidad. También las escuelas artísticas

Luego de haber hecho una interpretación del DNU nacional y rebelarse a la sugerencia presidencial de suspender las clases, el gobierno de Rodolfo Suarez, con el titular de la Dirección General de Escuelas (DGE), José Thomas a la cabeza decidió que un sector de la Educación vuelva a la virtualidad. Se trata de aquellos jóvenes y adultos que cursan la primaria o secundaria en un Centro Educativo de Nivel Secundario (CENS) o Centros de Educación Básica de Jóvenes y Adultos (CEBJA). La medida también alcanza a los alumnos de escuelas artísticas y abarca a cerca del 20% de la matrícula provincial, en total a más de 98.000 alumnos.

"En la modalidad de jóvenes y adultos, se suspende la presencialidad a partir del día de hoy (por este lunes 3 de Mayo) en toda la provincia, en todos los turnos. Van a empezar a trabajar desde hoy en la no presencialidad, las escuelas van a permanecer abiertas con los directivos trabajando y los docentes deberán convocar a los alumnos con trayectorias débiles una vez por semana para acompañarlos en esta no presencialidad.

Te puede interesar...

En las escuelas artísticas vocacionales se suspende la presencialidad, y los adultos de la modalidad de capacitación de CCT se suspenden las clases teóricas y se continúa con la presencialidad en las prácticas", confirmó la subsecretaria de Educación, Graciela Orelogio en conferencia de prensa.

La novedad circuló a los docentes en el memorándum 77 que envió la DGE a los distintos colegios.

Así el sector de Educación de adultos se suma a la virtualidad que ya regía para el nivel terciario, según lo que se publicó en el Decreto provincial 555.

"Los contagios se producen fuera de la escuela"

Para sostener la férrea defensa de la presencialidad en las escuelas, el mismo titular de la DGE, José Thomas, apeló a las cifras que, según remarcó, indican que tras las medidas restrictivas que se implementaron a principio de abril "han bajado los contagios en chicos en edad escolar".

"Lo más sensible era en la franja de 16 a 18 años y esa proporción bajó de 4,6% a 2,43%, con lo cual demuestra que el problema de los contagios en esa franja etaria, que tiene más del 50% de los contagios que se producen en la escuela, se producen fuera de la escuela y que las medidas están funcionando. Con lo cual nos parece de suma importancia no restringir la presencialidad en este momento, por la importancia que tiene para los chicos, pero aparte porque son medidas que no podrían garantizar bajar la curva de contagios en esta franja etaria", retrucó Thomas.

El funcionario de Suarez, recordó que el 15 de abril el Consejo Federal de Educación acordó por consenso sostener la presencialidad, aunque admitió que en la reunión con su par nacional, Nicolás Trotta, planteó porqué en la reunión de los gobernadores con el presidente Alberto Fernández del 28 de abril no se tocó el tema de la presencialidad y dos días más tarde se enteraban que más de la mitad de las escuelas mendocinas debían pasar a la no presencialidad.

"Fue una reunión para poner los puntos de vista de cada una de las partes. Fue una reunión constructiva, en las que obviamente hubo contrapuntos", dijo Thomas escuetamente.

"¿Dónde van a estar los chicos de la secundaria si no están en las escuelas?"

Ante la posibilidad de que la educación secundaria pueda pasar a la modalidad virtual, en función de que esos alumnos tienen conectividad y otra autonomía, el mismo Thomas señaló que eso se evaluó en el Consejo Federal de Educación en su última resolución en la que muestra que hay que privilegiar a los alumnos más chicos.

"Pasa que cuando uno evalúa, no evalúa sólo eso, evalúa también ¿dónde van a estar los chicos si no están en las escuelas?. Entonces eso tienen que estar acompañado con otras medidas que exceden a la DGE", remarcó Thomas y volvió a insistir con lo que ya se convirtió en su lema más recurrente: "con el gobernador coincidimos que el mejor lugar para que estén los chicos es la escuela, así es que lo último que hay que cerrar son las escuelas. Esto lo dijo Trotta el 15 de abril".