En las calles de Tunuyán no se habla de otra cosa y el tema ya se trasladó a las redes sociales. Todos apuntan al caso de la funcionaria viajera, Graciela Soliz, quien es la Secretaria de protocolos y comunicación de la comuna, y salió del país hace unos días con destino a España, en donde tendría familiares.

Lo llamativo no es que la funcionaria viaje, y que desde hace poco más de una semana pudiera quedar varada tras la imposición del cepo al ingreso al país de los argentinos que estuviesen en el extranjero, sino que su salida se haya extendido, según afirman desde la oposición por más de dos semanas, y por tanto ahora se busca corroborar si tanto en la comuna como en la escuela pública en la que ejerce como docente presentó su pedido de licencia y si cobró sus haberes regularmente.

Seguir leyendo

El caso ya motivó dos pedidos de informes. Uno que presentó este martes el bloque de concejales radicales, en donde le piden al Ejecutivo que lidera Martín Aveiro, que detalle los pedidos de licencias de sus funcionarios y precisa "por dichos de distintas fuentes habría un funcionario departamental en uso de su licencia y que la misma se habría extendido por diversas razones", remarca el documento.

En ese pedido de informes los concejales piden además confirmar si a los funcionarios que estuvieran con licencias "se les está pagando normalmente su sueldo" y piden que se adjunte la última nómina de pagos.

Martin Aveiro.jpg
Martín Aveiro, intendente de Tunuyán.

Martín Aveiro, intendente de Tunuyán.

En diálogo con Diario UNO, el intendente Martín Aveiro aseguró que "no hay irregularidades en la situación de la funcionaria. Salió con destino a España el domingo 4 de julio y llegó a Alicante donde tiene a toda su familia el lunes 5. Ella viajó porque van a operar a su marido que vive allá y pidió una licencia de 15 días, con la posibilidad de que si necesitara extenderla pedir una licencia sin goces de haberes, pero no hay nada que ocultar en el tema", precisó el jefe comunal.

Pero además, la prolongada ausencia de Soliz generó también un pedido de informe que emitió la Coordinación de Educación Superior, ya que la mujer es docente del nivel terciario en una escuela pública de Tunuyán.

Según pudo corroborar Diario UNO, la funcionaria tiene 18 horas cátedras en el Instituto de Educación Superior T004 Normal Superior General Toribio de Luzuriaga, en donde dicta las cátedras de Práctica Profesional y Didáctica y según los registros de Educación Superior allí tampoco habría pedido licencia, lo que deberá explicar la rectora de ese instituto.

"El docente tiene que pedir licencia siempre que se ausente de su cargo, ya sea por enfermedad o por viaje, pero tiene que pedirla. Así lo establece la ley 5811 de procedimientos administrativos, que pone el límite de 5 días corridos o 7 licencias intermitentes. En nuestros registros no hay pedido de licencias de ella y por tanto ella ha seguido cobrando su salario normalmente y por eso hicimos un pedido de informe a la rectora de ese colegio", confirmó Emma Cunietti, Coordinadora de Educación Superior de la provincia.