Buena Cosecha

Nación repartió $24 millones entre dos municipios peronistas y tres de Cambia Mendoza

El financiamiento llegó como parte del programa Buena Cosecha, que fortalece jardines maternales para terminar con el trabajo infantil en el sector agrícola-vitivinícola

En el inicio de la temporada fuerte del sector agrícola-vitivinícola se puso en operatividad el programa que busca fortalecer jardines maternales y centros de contención para niños y adolescentes en zonas rurales para evitar el trabajo infantil en las fincas.

Gonzalo Navarro, jefe de la agencia territorial en la provincia, detalló a diario UNO que "el programa dejó de funcionar en 2017 pero en junio del año pasado se volvieron a firmar convenios con cuatro provincias y ahora ya está operativo". Esas cuatro son San Juan, Buenos Aires, Salta y Mendoza, "la que mayor desembolso recibió hasta el momento", agregó el funcionario nacional.

Los municipios beneficiados por Nación fueron Maipú y Tunuyán, los dos comandados por intendentes peronistas, y San Martín, Tupungato y Luján de Cuyo, de Cambia Mendoza.

tunuyan buena cosecha.jpg
El intendente Martín Aveiro, de Tunuyán, recibió un desembolso de $6 millones la semana pasada para financiar los jardines maternales del programa Buena Cosecha

El intendente Martín Aveiro, de Tunuyán, recibió un desembolso de $6 millones la semana pasada para financiar los jardines maternales del programa Buena Cosecha

"Actualmente hay 48 centros de Buena Cosecha en Mendoza, que contienen a 3.080 niños. El objetivo es, gradualmente, seguir sumando municipios al programa", informó Navarro.

Lucha conjunta contra el trabajo infantil

El ministerio de Trabajo argumentó para implementar Buena Cosecha que "en las zonas rurales se detecta el 60 % del trabajo infantil de Argentina, sin perjuicio de su detección en ámbitos urbanos".

La primera provincia en ponerlo en funcionamiento, allá por 2014, fue Mendoza como parte de un compromiso de prevenir y erradicar el trabajo infantil que fue renovado por cada Gobierno desde entonces.

El programa crea y fortalece espacios de contención y cuidado para los hijos de trabajadores rurales, ya sea cosechadores, agricultores o aquellos que participen en otras actividades, mejorando no sólo las condiciones de los trabajadores en sí, sino, fundamentalmente, para combatir la presencia de niños en las jornadas laborales.

El programa Buena Cosecha está dirigido a hijos de trabajadores temporarios del ámbito rural, especialmente migrantes, menores de 16 años.

En Mendoza, por ejemplo, el Estado nacional financia equipamiento para los Centros Socio – Educativos Rurales y el traslado diario de cada niño de ida y vuelta entre estos centros y el lugar de alojamiento de su familia. La provincia financia los cargos y las raciones alimenticias, junto a los sindicatos y las empresas.