Se decide este miércoles

Legisladores negocian que con la Boleta Única se prohíba entrar al cuarto oscuro con celulares

El PJ propuso que se ingrese a votar sin el teléfono para evitar que se tomen fotografías mostrando por quiénes se inclinaron, ya que podría favorecer al clientelismo político. Parte de Cambia Mendoza está de acuerdo. Se define el miércoles

Hay un artículo en debate por la Boleta Única que por ahora tiene respaldo de los sectores mayoritarios, e indica que los mendocinos tendrán que dejar su teléfono celular al presidente de mesa antes de entrar al cuarto oscuro. Fue propuesto por el PJ para evitar que los ciudadanos sean inducidos al voto y después manden imágenes corroborando haber cumplido con ese pedido. Parte del oficialismo está de acuerdo y este miércoles puede quedar firme.

La medida fue puesta sobre la mesa en la última reunión del órgano de Asuntos Constitucionales por los peronistas Alejandro Abraham y Mirian Gallardo. Aunque en principio el rechazo de Cambia Mendoza fue casi total, en los últimos días esa posición fue cambiando y ya tiene el visto bueno de un puñado de legisladores radicales.

“El problema es que hay gente a la que pueden indicarle a quiénes votar, por los motivos que sea. Entonces se torna una necesidad quitar la chance de que se saquen fotografías con el papel adentro del cuarto oscuro, y después las manden”, explicaron en la Cámara de Senadores.

La solución que encontraron algunos de esos dirigentes, aunque todavía no está confirmada en el cuerpo de la norma, es que nadie ingrese con teléfonos a emitir el sufragio, eliminando así una vía para el clientelismo político y para que los llamados “punteros” de los partidos puedan sacar provecho de la modificación electoral.

El modelo que evoca a las elecciones generales a Gobernador de 2019.jpg
Así es el modelo que evoca a las elecciones generales a Gobernador de 2019

Así es el modelo que evoca a las elecciones generales a Gobernador de 2019

De ingresar con el celular, para optar por un candidato que no es el indicado por el "puntero", el votante igual podría sacarse la foto y luego pedir otra boleta aduciendo que se equivocó en los casilleros marcados.

La posibilidad de que haya errores está contemplada y, de hecho, una de las discusiones pasa por cuántas papeletas tendrá disponible cada ciudadano por si llega a cometer imprecisiones –sobre todo siendo la primera vez bajo esta modalidad-. Sin embargo, para el problema particular de las fotos, la intención general parece inclinarse hacia que no haya dispositivos a la hora de elegir.

Últimas negociaciones

El fin de semana largo que comenzó este viernes, fue y será aprovechado para dar los últimos retoques técnicos al proyecto. Los legisladores tienen pensado comunicarse durante estas jornadas para que el miércoles 2 de marzo llegue por fin el dictamen de la Cámara Alta y la Boleta Única pueda debatirse en el recinto. Varios legisladores indican que en la próxima reunión habrá acuerdo, y darán a conocer cómo quedó el proyecto.

El gran problema, para algunos, sigue siendo la presencia de un casillero para votar a un partido o frente de manera completa. Como expresaron desde el Pro local, el malestar es porque entienden que ese elemento esconde la esencia de las “listas sábana”. Sin embargo, el oficialismo ya indicó que no dará el brazo a torcer en ese punto y desde el PJ tampoco hay objeciones. Se descuenta que habrá aval para que la norma salga tal cual fue concebida a principios de diciembre.

Incluso el Frente de Izquierda, a través de su representante en la cámara Lautaro Jiménez, expresó estar de acuerdo con el instrumento, ya que, según afirmaron “es sólo una posibilidad que se le da al ciudadano, y no una obligación en ese sentido”. El apoyo, salvo por quienes responden a Omar De Marchi en la Legislatura y por algunas cámaras empresarias y asociaciones civiles, está del lado del oficialismo.

También está casi cerrado el acuerdo en otro punto que hasta la última semana había generado ciertos conflictos: la imagen que encabeza a cada una de las ofertas partidarias. En el modelo que fue presentado, cada espacio político tendrá una única foto, que será de su candidato a la categoría más jerárquica. En los ejemplos que fueron llevados a la sesión, estaban los rostros de quienes se postularon para la gobernar Mendoza en 2019: en las generales fueron Rodolfo Suarez, Anabel Fernández Sagasti, José Luis Ramón y Noelia Barbeito.