Buscan votar el 8 de marzo

Cambia Mendoza presentó el modelo de Boleta Única pero el debate pasó para el próximo miércoles

Los nuevos modelos miden más de 80 centímetros de largo y sólo permiten dos listas colectoras por partido. Se discutió cuánto tiempo debe capacitarse a los electores antes de imponer el nuevo sistema y sigue el enojo por el casillero de lista completa

El órgano de Legislación y Asuntos Constitucionales del Senado comenzó a discutir las últimas modificaciones al proyecto de Boleta Única propuesto por el gobernador Suarez. Esta vez, el oficialismo llegó con dos modelos distintos para graficar cómo se dispondrían los partidos y candidatos en el papel. Persiste el malestar del PRO por el casillero que permite votar lista completa, pero no se alcanzó a discutir.

Estaba casi definido que este miércoles no hubiera despacho y que una vez más se aplazara el avance al recinto de la propuesta oficialista. Finalmente, en el Gobierno esperan que el 2 de marzo llegue el dictamen y que recién luego de la Vendimia se discuta en la Cámara Alta.

El modelo que evoca a las elecciones generales a Gobernador de 2019.jpg
Así es el modelo que evoca a las elecciones generales a Gobernador de 2019

Así es el modelo que evoca a las elecciones generales a Gobernador de 2019

El oficialismo ofreció dos boletas: una esboza cómo sería la elección en las PASO y toma como parámetro a las candidaturas de las primarias para la gobernación de 2019. La otra evoca a las generales y a los cuatro postulantes que quedaron en aquella contienda: Rodolfo Suarez (Cambia Mendoza), Anabel Fernández Sagasti (Frente de Todos), Noelia Barbeito (Frente de Izquierda) y José Luis Ramón (Protectora).

En ellas está presente uno de los puntos en discordia: la listas colectoras. A pesar de que el oficialismo pidió impugnarlas en las últimas legislativas (y finalmente el juez electoral Walter Bento no les dio la razón) fueron ellos los que propusieron que haya al menos dos posibilidades para esos espacios en el nuevo mecanismo electoral. En la boleta modelo se agregó un par de listados más a los cuerpos encabezados por Sagasti, emulando las candidaturas que hubo en Tupungato.

En este punto cabe aclarar que sólo serán dos colectoras por fuerza política, no por candidato. Es decir, si Suarez, De Marchi y Armagnague (tomando los tres precandidatos a Gobernador que rememoran estos modelos) quisieran llevar una colectora cada uno, no podrían hacerlo y deberían definir dentro de la coalición cuál de todas se queda afuera.

La de las primarias mide 80 centímetros de largo y trae otra novedad: la disposición de los frentes políticos es vertical y no horizontal, como se especulaba en un principio (y como se usa en la provincia de Córdoba). Ese cambio también fue defendido por los legisladores de Cambia Mendoza.

Los puntos que se discutieron

El casillero para votar lista única sigue siendo uno de los elementos que traba el avance del proyecto, pero no llegó a posarse sobre la mesa de la comisión porque, antes de que se esbozara, el encuentro pasó a un nuevo intervalo para retomarse recién dentro de una semana.

En esta oportunidad, los temas álgidos fueron otros dos: la forma en que se capacitará a la población (artículo 22) y la cantidad de papeletas que tendrá disponible cada votante en caso de equivocarse y necesitar una nueva (obviamente desechando la anterior).

La comisión de LAC mantuvo su tercera sesión por la Boleta Única en los últimos días..jpg
La comisión de LAC mantuvo su tercera sesión por la Boleta Única en los últimos días.

La comisión de LAC mantuvo su tercera sesión por la Boleta Única en los últimos días.

“Se hablaba de tres meses para enseñarle a la gente los cambios en la propuesta original, lo que nosotros queremos es que sea por lo menos un año antes, dijo la senadora peronista Andrea Blandini a Diario UNO. El elector tiene que ‘jugar’ con este nuevo instrumento, familiarizarse con él, entenderlo. Para que cuando llegue el momento de ir a la urna, no sea algo completamente extraño y pueda realmente hacerlo valer".

Su postura es que, ya que la provincia se ahorrará tanto dinero en con la nueva modalidad (según estimaciones que el legislador del Pro Rolando Baldasso brindó a sus colegas: valdría nueve millones de pesos contra los casi trescientos millones que costaron los últimos sufragios), se puede usar una parte de ese remanente para invertirlo en capacitaciones.

En cuanto la posibilidad de que el votante se confunda, propusieron que se imprima más cantidad de la que pretenden los impulsores de la ley: en lugar de destinar el 30% de los papeles que sobren a quien necesite uno más, quieren que se fabriquen al menos tres boletas por cada persona que figure en el padrón electoral. Eso permitiría equivocarse al menos dos veces antes de acertar con la lapicera y, ahí sí, depositar en la urna en esa papeleta que mide casi un metro de largo.