Diario Uno Política legisladores mendocinos
Legislatura

Legisladores mendocinos recibieron $30.000 de aumento y estalló la polémica

Es el segundo de tres aumentos que recibirán en 2021. En noviembre, la dieta promedio será de 250.000. Un senador del FIT lo publicó en Twitter y la gente respondió indignada

Como suelen hacerlo cada vez que un aumento salarial, acordado por paritarias de los trabajadores estatales, alcanza los abultados bonos de sueldo de los parlamentarios mendocinos, el Frente de Izquierda sale a mostrar de cuánto es el incremento y cómo quedan los sueldos tras recibirlo.

https://twitter.com/LautaroJimenezB/status/1421157029322887169

Esta vez, y después de la última suba salarial recibida en febrero y que llevó los sueldos de los diputados y senadores a superar los $200.000, el aumento fue de una cifra que ronda los $30.000. Pero no es la última: todavía falta que reciban el último tramo acordado con el Gobierno de Mendoza. Con este último, un diputado o senador de la provincia cobrará nada menos que 250.000.

Seguir leyendo

En este sentido, están siguiendo los mismos pasos que los legisladores nacionales.

A comienzos de junio, los trabajadores del Congreso de la Nación acordaron en paritarias, un aumento salarial del 40%, que también recibieron los legisladores nacionales. Esto llevó a su salario a superar los $300.000 mensuales, teniendo en cuenta items como viáticos y desarraigo.

El senador Jiménez reiteró el lema que el FIT viene repitiendo desde que ganaron el espacio de la tercera fuerza provincial, detrás del PJ y Cambia Mendoza, "queremos que un legislador gane lo mismo que un docente".

Esto implicaría que la gran mayoría no supere los $50.000 por mes, en promedio.

Sobre el tema, Jiménez manifestó que "por eso estamos exigiendo que se trate nuestro proyecto para que los sueldos de los funcionarios políticos se equiparen al sueldo de una maestra al sueldo de un profesional de la salud, a un escalafón que tenga que ver con la realidad que está atravesando el pueblo de Mendoza y que se terminen estos privilegios políticos que son tan indignantes"

También manifestó que, cuando en la Cámara se debatió sobre el bono extra de 50.000 que recibirían los trabajadores estatales, y se decidió que los legisladores se quedaran afuera de este beneficio, nunca se puso en tela de juicio el tema de los aumentos salariales 2021.

Ni siquiera con el argumento de que mientras un trabajador público, un aumento del 12% le implica apenas $2.000 o $3.000 pesos más, a un legislador le sube el sueldo en cifras que superan los $30.000, Jiménez logró convencer a los legisladores de que desistieran de aumentarse las dietas.