Diario Uno > Política > Oficina Anticorrupción

La Oficina Anticorrupción deja de ser querellante por "falta de personal"

La decisión provocó las críticas de dirigentes de Juntos por el Cambio. Solamente se continuará en aquellos casos que ya están en juicio oral

La Oficina Anticorrupción decidió renunciar como querellante en todas las investigaciones por hechos de corrupción que comprometen a ex funcionarios y funcionarios actuales por una decisión política interna y por "la falta de personal".

"Que la tarea de la Oficina Anticorrupción, desde su creación, se integra con dos facetas claramente diferenciables: una dirigida a la prevención de los hechos de corrupción y otra a investigar tales hechos", dice la resolución.

Te puede interesar...

Habrá de disponerse el desistimiento del rol de querellante en los procesos penales en los que se interviene en tal carácter. Para contribuir al orden de la litis, en aquellos que transitan la etapa de audiencia oral de juicio, se dará cumplimiento a lo aquí dispuesto cuando culmine la recepción de la prueba propuesta por la representación de esta Oficina. En aquellos en que, concluida la audiencia oral, se ha concretado la pretensión punitiva, cuando el Tribunal de juicio dicte sentencia”, explica esa disposición.

Lo decidido por la Oficina Anticorrupción provocó las críticas de Laura Alonso, que supo estar al frente de la Oficina durante el gobierno de Mauricio Macri.

“Había recursos humanos muy buenos. Los echaron o no los recontrataron, una pena para el país que retrocede muchísimo”, planteó la ex funcionaria y aseguró que "la impunidad llegó para quedarse".

El diputado nacional por Mendoza, Luis Petri, también se encargó de criticar lo hecho por la Oficina Anticorrupción.

"Se llama absolución por Retardo de Justicia, ese es el plan B. Juegan al paso del tiempo e invocar el retardo de justicia en las causas de corrupción. No quieren que nadie las impulse y a los que las investigan le sacan la mitad de la estructura", manifestó Petri.