Diario Uno > Política > Pfizer

La ley que "ahuyentó" a Pfizer y que los radicales mendocinos votaron en contra

El Gobierno nacional apunta a la ley de vacunas contra el Covid como una razón por la que no puede acordar con Pfizer. Por qué Cornejo, Petri y Latorre votaron contra un proyecto que tuvo el apoyo casi total de Juntos por el Cambio

La ley que reglamenta la compra de vacunas incluyó un artículo que hoy se menciona como la causa del fracaso en las negociaciones con el laboratorio Pfizer. Incorporó que, de haber negligencia en las acciones, la empresa perdería su indemnidad patrimonial frente a potenciales daños. En la Cámara de Diputados tuvo apoyo casi unánime, incluso de la oposición, salvo por tres mendocinos que le bajaron el pulgar al proyecto.

La norma buscaba dar un marco legal a la compra de vacunas en contexto de emergencia. En medio de su tratamiento, en octubre 2020 y con el país encaminado al primer pico de contagios, un grupo de legisladores decidió modificar el artículo que protegía los activos de las farmacéuticas en caso de haber situaciones adversas. Lo hizo cambiando el artículo 4, que faculta al Ministerio de Salud a “establecer cláusulas que establezcan indemnidad patrimonial respecto de indemnizaciones (…) a excepción de aquellas originadas en maniobras fraudulentas, conductas maliciosas o negligencia por parte de los sujetos aludidos”.

“La palabra negligencia siempre fue una dificultad para avanzar con la contratación”, reconoció el Jefe de Gabinete Santiago Cafiero este miércoles. Aunque la cláusula de confidencialidad impide conocer los motivos concretos por los que no hubo acuerdo, quienes apuntan en ese sentido dicen que, al ser una palabra demasiado amplia, deja abierta la puerta para que los privados tengan que responder con sus activos y por eso se transformó en un obstáculo para las conversaciones con la multinacional estadounidense.

“Pero la ley contó también con el apoyo de los opositores”, continuó Cafiero. Es cierto, pero en la primera votación, tres diputados de Juntos por el Cambio se diferenciaron de sus compañeros y decidieron no acompañar la iniciativa: los mendocinos Alfredo Cornejo, Jimena Latorre y Luis Petri.

“Es una cláusula para la tribuna eso de la negligencia. Intentaron hacer quedar como que los laboratorios son malos y ellos, los buenos. La agregaron por puro relato esa misma noche”, dijo Cornejo a Diario UNO. Sin embargo, aseguró que no fue el único motivo por el que votó negativamente el proyecto. “Fueron varios puntos, y antes lo dialogamos entre todos: con (Mario) Negri, con Claudia Najul, etcétera, pero nosotros decidimos no acompañar”, cerró.

Luis Petri aseguró que hubo otros motivos para tomar esa decisión: “La verdad es que el Gobierno ha sido muy ambiguo sobre el fracaso de la negociación. No era ese artículo la cuestión de fondo, al menos para mí. Votamos en contra porque imponían una cuestión de urgencia sin explicar demasiado. Aún hoy hablan de condiciones irracionales por parte de Pfizer y han intentado dar algún tipo de explicación a la gente, pero nunca fueron claros en qué fue exactamente lo que pasó, por qué no tenemos las vacunas”, dijo.

“A esta altura, creo que no nos equivocamos ese día”, respondió a este diario Jimena Latorre, quien aportó el tercer voto negativo. “Sí, lo de la negligencia y lo de la indemnidad conformaban una de las cláusulas que no aprobábamos. Puesto así, es cierto que es un término demasiado amplio. Además, en derecho no es lo mismo la negligencia de un privado que la del Estado. Tenés que ser muy claro en cuáles son las causales que ameritan ese error o esa falla. El proyecto nos pareció un cheque en blanco para negociar sin dar información. Al día de hoy hemos hecho pedidos de informe y no tenemos respuesta”, completó.

La ley para reglamentar la compra de vacunas era una necesidad en la previa de cualquier acuerdo con laboratorios. Mientras tanto, Argentina ya tenía confirmada la fabricación de AstraZeneca junto con MabxCience desde la localidad bonaerense de Garín y, además, avanzaba en la compra de Sputnik V. La aprobación del proyecto a principios de octubre contó con 128 votos a favor de Juntos por el Cambio: 55 del PRO, 40 de la Unión Cívica Radical y 13 de la Coalición Cívica. Las únicas posturas en contra de todo el frente opositor vinieron desde bancas mendocinas.

Un cambio en la ley

“No creo que sea ese el problema”, disiente Petri. “Podrían modificarla de diferentes maneras. Si era insalvable, con un DNU y, si no, con un decreto reglamentario. La cuestión acá es que nadie sabe por qué no se celebró un acuerdo que hubiera cambiado las cosas. Quizás no estaríamos en el confinamiento en que hoy estamos”.

En diciembre, los diputados Alfredo Cornejo, Claudia Najul y Graciela Ocaña le pidieron a la multinacional que revelara cuáles habían sido los inconvenientes con la Argentina a través de dos notas que enviaron a las sedes de Pfizer/BioNTech en Alemania y Estados Unidos. Respondieron que las condiciones pedidas eran las mismas que a otros países de Latinoamérica.

Ese mismo mes, afirman, se acercaron al entonces ministro Ginés González García para cambiar la norma. “Le ofrecimos al Ministerio modificar la ley, quitar la palabra negligencia. Creo que hubiera cambiado el tono de las conversaciones con el laboratorio y hoy las cosas serían distintas”, aseguró el presidente de la UCR.

Afirman que la negociación sigue

A once meses de la primera reunión entre el Jefe de Estado y el Gerente Regional de Pfizer, Nicolás Vaquer, aún no hay contrato para que el suero llegue a la Argentina, a pesar de haber sido una de las naciones que más voluntarios aportó a la Fase III de la multinacional.

Es precisamente por eso que la vacuna ya está aprobada en el país, tanto por la ANMt como por la cartera sanitaria que comanda Carla Vizzotti. Esta semana, el Jefe de ministros dijo que “no somos obcecados, seguimos dialogando con todos”, subrayando que las conversaciones no están caídas. Lo que no está claro es si, para obtenerlas, habrá que modificar o no el artículo que habla de negligencia.

Seguir leyendo