Politica Domingo, 14 de octubre de 2018

La CGT denunció que el Gobierno quiere "amedrentar" al sindicalismo

La CGT repudió el pedido de detención contra el dirigente del Sindicato de Camioneros Pablo Moyano y le apuntó al Gobierno al tiempo que afirmó que hay una "intención" de "amedrentar a los dirigentes sindicales en el marco de una política económica que agrede salarialmente a los trabajadores".

Pese a las diferencias entre la CGT y los referentes de Camioneros Hugo y Pablo Moyano, la central gremial dio a conocer un comunicado oficial firmado por sus dos secretario generales, Carlos Acuña y Héctor Daer, y el secretario de Derechos Humanos, Julio Piumato.

"No vemos otra intención que la de amedrentar a los dirigentes sindicales en el marco de una política económica que agrede salarialmente a los trabajadores y al conjunto del pueblo argentino donde la inflación, la devaluación, la brutal suba de las tasas de interés, la recesión, los tarifazos, y la pérdida salarial y de puestos de trabajo están afectando gravemente al conjunto de los argentinos", indicó la CGT.

Los dirigentes de la CGT señalaron que "no escapa siquiera al más distraído la voluntad explícita del Gobierno de llevar a la familia Moyano a prisión" porque "impúdicamente lo ha manifestado en repetidas oportunidades la diputada (Elisa) Carrió y muchos funcionarios de su Gobierno, adjudicándole hasta al propio Presidente ese objetivo en forma personal".

Para la central gremial, el pedido de detención tiene "el doble objetivo de distraer la atención a la tremenda crisis económica que padece el pueblo argentino y a la vez amedrentar al movimiento obrero organizado para que no continúe con el Plan de lucha que se viene desarrollando desde la CGT".

"Reclamamos el cese de estas maniobras de hostigamiento y persecución, y reclamamos al Gobierno Nacional que se abstenga de seguir atacando a las organizaciones sindicales por el solo pecado de defender dignamente los derechos de sus trabajadores", agrega el comunicado.

Finalmente, la CGT advirtió que "la vigencia y legitimidad popular" de las organizaciones gremiales "han sido refrendadas por los trabajadores contundentemente en los paros nacionales de junio y septiembre" y agregó: "Continuaremos al frente de los reclamos y no abandonaremos la lucha, con una causa judicial o con mil".

Más noticias