Diario Uno Política Rodolfo Suarez
Internas radicales

La candidatura de Rodolfo Suarez ya tuvo un intento de impugnación de otro radical

La lista que encabeza Armando Armagnague fue la primera en cuestionar internamente la candidatura de Rodolfo Suarez. La Junta electoral del frente lo rechazó

Mucho antes de que aparecieran los cuestionamientos de los partidos opositores a la candidatura de Rodolfo Suarez a senador nacional suplente para las próximas elecciones legislativas, al gobernador le surgió un cuestionamiento interno que encabezó la lista de Fernando Armagnague, Dignidad Partidaria, un conocido dirigente radical que ha presentado listas internas en las últimas 5 elecciones.

Ante el planteo que pretendía que Suarez declinara esa precandidatura, fue la Junta electoral de ese frente quien rechazó el planteo de Armagnague y es probable que los mismos argumentos sean usados si el frente Vamos Mendocinos finalmente concreta la amenaza de impugnación.

Seguir leyendo

Fernando Armagnague. Foto archivo
Fernando Armagnague ha presentado listas internas en las últimas 5 elecciones.

Fernando Armagnague ha presentado listas internas en las últimas 5 elecciones.

Fue el 27 de julio, tres días después de la presentación de listas, cuando la apoderada de la lista de Dignidad Partidaria, Marta Berná, presentó el cuestionamiento interno de la candidatura de Rodolfo Suarez, que integra la lista oficialista denominada Juntos por Mendoza, encabezada en senadores nacionales por Alfredo Cornejo y en la categoría de diputados nacional, por Julio Cobos.

"La Junta electoral la consideró inaplicable y decidió rechazar el pedido de impugnación y admitir en lo formal la candidatura de Rodolfo Suarez porque reúne los requisitos y condiciones establecidas por la Constitución Nacional, la ley orgánica de los Partidos Políticos y el Código Nacional Electoral", confirmó Horacio Migliozzi, uno de los apoderados de las listas de Cambia Mendoza.

Entre los extensos argumentos que se brindaron en el rechazo del planteo de Armagnague y sus seguidores, la línea de Juntos por Mendoza se basó en un eje clave: la supremacía de la Constitución nacional sobre la Carga Magna provincial.

En tal sentido, y en referencia al artículo 115 de la Constitución provincial (que data de 1916), en donde se prohíbe al gobernador ser candidato a senador hasta cumplido un año del final de su mandato, apuntaron desde esa Junta electoral partidaria, que nunca "una norma provincial puede agregar requisitos o condiciones para la elección de un cargo de naturaleza federal, regido estrictamente por la Constitución nacional".

Y se encargaron de recordar además que el artículo 55 de la Carta Magna nacional sólo son requisitos para ser elegido senador nacional "tener la edad de 30 años, haber sido 6 años ciudadano de la Nación, disfrutar de una renta anual de dos mil pesos fuertes o de una entrada equivalente y ser natural de la provincia que lo elija, o con dos años de residencia inmediata en ella".

También señalaron que aquel artículo de la Constitución provincial dejó de tener vigencia cuando se modificó la Constitución nacional en 1994, y la elección de los senadores nacionales comenzó a ser directa, es decir quedó en manos de los electores populares, y dejó de ser una potestad de la Legislatura provincial como era hasta ese momento.

Por tanto, aseguraron que aquel artículo de la Carta Magna provincial tuvo lo que definen como "mutación constitucional" por imposibilidad de aplicación o por desuso y citaron como ejemplos de imposibilidad de aplicación los artículos que establecen que sólo los mayores de edad pueden votar, atento a que la ley nacional ya habilita a los mayores de 16 años a hacerlo, y también el artículo 65 que dispone que "no podrán ser legisladores los afectados por incapacidad física o moral".