"Si el partido lo decide así, mi nombre está a disposición. Para mí sería un desafío enorme, pero sí creo que quien sea el próximo o la próxima dirigente tiene que salir del consenso", comienza diciendo la intendenta de Santa Rosa, Flor Destéfanis, cuyo nombre resonó para ser posiblemente la próxima presidenta del Pj provincial, algo que sería histórico ya que el partido nunca tuvo una líder mujer en la provincia.

El 20 de diciembre el Partido Justicialista tendrá elecciones para elegir a su próximo presidente provincial, que venga a suceder a Guillermo Carmona y ya comenzaron los rumores de quién podría liderar el partido, debido a que el 9 de noviembre es la fecha límite para presentar listas.

Te puede interesar...

Si bien todo análisis llevaría a pensar que la candidata natural sería la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti, quien desde ya tendría el aval de Cristina Fernández de Kirchner y del mismo presidente, Alberto Fernández, hay quienes aseguran que la dirigente no tiene en sus planes presidir el partido.

El gran armador del partido en las sombras, el ex vicegobernador Carlos Ciurca, parece ser el mayor impulsor de que llegue a la presidencia la intendenta y ex reina Flor Destéfanis. En contra están quienes objetan su juventud y la falta de experiencia política, pero eso se compensa con la imagen de renovación que pretende el ciurquismo y La Cámpora que respaldarían a la jefa comunal santarrosina.

Sin embargo, hay sectores que por lo bajo, admiten que no fueron llamados al consenso, como es el sector del mismo Guillermo Carmona, de la Corriente de la militancia nacional o la línea que lideran los hermanos Félix.

"Más allá de si soy yo o no, lo que sí creo fundamental es que se llegue a una unidad en el partido, para ser una alternativa electoral seria para el año que viene que es un año electoral", analiza la joven dirigente de 29 años y asegura que "el PJ como partido necesita volver a enamorar desde la política".

Destéfanis no esconde que el sólo hecho de que su nombre suene para la presidencia provincial del partido la ubica ante un gran desafío y sin probarse el traje antes de ser nombrada, avizora que le gustaría cambiar si es que es la ungida.

"Tenemos que lograr que la sociedad vea en nosotros un lugar de debate de ideas y estar más cerca de la gente, que es lo que tratamos de hacer en la gestión en Santa Rosa. Además tenemos que actualizar el partido, tenemos un montón de secretarías de distintas temáticas que hay que renovar por las demandas de la gente, por ejemplo necesitamos incorporar temas como el medio ambiente y mostrarle a la militancia que no somos un grupo cerrado que se junta y decide, sino que estamos abiertos a las propuestas de las bases", esgrimió Destéfanis.