Polémica con la titular de Inmunizaciones

Hebe Casado desafió a Iris Aguilar a que muestre resultados de la Fase 3 de la vacuna Covid

La legisladora pidió que muestren los resultados con los que se avaló la aplicación pediátrica de Sinopharm en Mendoza. Si lo aprueba la Cámara de Diputados, correrá un plazo de 10 días para las respuestas. Fiel a su estilo, lo acompañó por un mensaje en Twitter

La diputada Hebe Casado quiere exigirle respuestas al plan provincial de Inmunizaciones que conduce Iris Aguilar. Ahora presentó un pedido de informe en la Legislatura en el que solicitó los resultados de Fase 3 para la vacuna pediátrica de Sinopharm. Si se aprueba en Diputados, deberán dar una devolución en 10 días. La legisladora sigue pidiendo que se suspenda su aplicación en menores de 11 años.

El malestar es evidente. En la cartera Sanitaria se resistieron a darle una respuesta concreta a ese pedido, mientras que la legisladora dijo que tuvo un intercambio poco feliz con el área encargada de las inoculaciones. “Yo le pedí a Iris Aguilar que nos dieran esos resultados, y me mandaron a requerirlos ante el Ministerio de Salud de la Nación. No me pareció una contestación correcta”, dijo a Diario UNO.

A partir de esa charla es que la inmunóloga y referente del oficialismo local decidió pedir a través de la Cámara Baja los estudios correspondientes. Este jueves, publicó una copia de ese documento y la acompañó de la frase “Veamos qué contestan...”, en una clara afrenta a la postura que viene manejando el organismo.

aa casado.jpg
La diputada desafía a que le den respuestas sobre los documentos que avalaron la aplicación de Sinopharm en niños.

La diputada desafía a que le den respuestas sobre los documentos que avalaron la aplicación de Sinopharm en niños.

“Que pidan lo que consideren necesario”, fue la devolución de Aguilar ante la consulta de este diario. Esos datos deberían llegar desde la ANMAT y la Sociedad Argentina de Pediatría, que fueron las entidades que aconsejaron su utilización en menores de 11 años a finales de 2021. A partir de eso, todas las jurisdicciones avanzaron en la inmunización de los más chicos y en Mendoza, incluso, dispusieron que se aplique en las escuelas desde hace una semana.

Ahora, el pedido de Casado deberá pasar el próximo martes por la comisión de Salud Pública que ella misma preside en Diputados. A partir de allí se definirá en el recinto si es aprobada o no. Y de tener el visto bueno, empezará a correr el plazo para que antes de fin de mes aparezca esa información.

“Lo que le dije a Iris es que la data respecto a seguridad de vacunas y de cualquier medicamento nunca ha sido secreto de Estado que uno deba solicitar vía mail al Ministerio de Salud”, apuntó la oriunda de San Rafael, ofuscada con esa respuesta. "En juicio de mala praxis, yo no puedo alegar que no sabía los efectos secundarios de algo. Eso siempre ha estado a disposición de los profesionales sanitarios para que decidan la indicación o no del fármaco”, completó.

Problemas con la vacunación infantil

La inoculación pediátrica viene siendo un eje de conflicto casi desde que arribaron las primeras dosis al país. A mediados de octubre de 2021, asociaciones de padres enviaron una carta a la Sociedad de Pediatría exigiendo respuestas acerca de los estudios que habían sido contemplados para su utilización. Una polémica que se desató tras conocerse que el Ministerio de Salud habilitó su utilización en menores de doce años, amparándose -supuestamente- en un documento que permaneció secreto.

“Pedimos aclarar de forma urgente la recomendación brindada a para vacunar a menores con Sinopharm, basada en datos que serían falsos y en informes supuestamente confidenciales. Lo requerimos como padres de pacientes de los médicos a los cuales ustedes representan, y como ciudadanos que quieren vivir en un país con instituciones confiables e independientes de los poderes políticos”, rezaba el escrito.

A eso también apuntó los cañones Casado –quien además es especialista en el tema-: “Teóricamente los datos de Sinopharm los tiene el ministerio de Vizzotti bajo veinte llaves. Tuvo que renunciar toda la cúpula de la Sociedad de Pediatría (en referencia a la salida de Omar Tabacco y sus colaboradores en ese organismo, a principios de noviembre) por esto. Primero afirmaron, ellos y la Anmat, que la aprobaban porque habían visto los estudios. Después, admitieron que nunca los observaron, sino que se los habían comentado. Entonces lo único que pedimos es una respuesta seria”, concluyó.