Ante la ausencia de Suarez

En el acto de inicio de clases el SUTE le entregó a Mario Abed un reclamo salarial

El gremio docente se manifestó en el inicio de clases en Junín, y su secretaria general, Carina Sedano, le entregó al vicegobernador un petitorio en el que insisten con un aumento que vaya a la par de la inflación

En el escrito, el SUTE resalta que pretende un aumento salarial que vaya a la par de la inflación y enrostra que los docentes mendocinos son "los peores pagos del país".

petitorio sute paritarias 2022.jpg

"El petitorio era para el gobernador, pero como no fue se lo dejamos al vicegobernador Mario Abed. Ahí le recalcamos lo que ya pedimos en la paritaria, no sólo que el aumento tenga en cuenta la inflación, sino que necesitamos recuperar el 46% del poder adquisitivo que hemos perdido y que es necesario mejorar los fondos para las escuelas, es imposible que siga siendo de $2.700 para escuelas con 600 niños", puntualizó Sedano, luego de dejar en manos de Abed ese petitorio.

En el escrito, el gremio también pide que se actualicen los montos de las asignaciones familiares que paga la provincia y también el monto que perciben para útiles y para la indumentaria de celadores.

En ese breve diálogo entre Sedano y Abed, que tuvo como testigo al titular de la DGE, José Thomas, se le planteó al ministro "el pesimo estado de habitabilidad de algunas escuelas. Hay una escuela de Rivadavia que arrancó con clases virtuales porque no hicieron los arreglos necesarios para volver con la presencialidad, y la ENET de Tunuyán, que en el primer año de secundaria tiene más de 45 alumnos, por lo cual no se puede empezar con esas condiciones", resaltó Sedano.

Ante el rechazo de los gremios, Ibáñez se mostró abierto a mejorar la propuesta de aumento

Previo a aclarar que la propuesta de aumento a los empleados estatales del Gobierno "es en promedio del 46% con revisiones, que es lo que se puede cumplir y no impacta en los recursos del Estado", el ministro de Gobierno, Víctor Ibáñez admitió en diálogo con radio Aurora que el rechazo de los gremios "está dentro de la negociación y son atendibles, cada uno ha formulado sus planteos, se abren mesas técnicas y se ha pasado a cuarto intermedio para ver eventuales contrapropuestas en las próximas reuniones del 7 y 8 de marzo", abriendo una chance de que se pueda mejorar la oferta oficial.

Además el funcionario rescató que más allá de las manifestaciones, este ciclo lectivo no comienza con un paro, algo que no es habitual en Mendoza y lo atribuyó al "diálogo que hay en la mesa paritaria con el SUTE".

Respecto a la posibilidad de llegar a un acuerdo con los gremios estatales, Ibañez no lo descartó, pero resaltó que dependerá "de la voluntad de encuentro, y en la medida de que los factores externos no apunten a un desencuentro. Hay que ver las particularidades de cada gremio, porque los aumentos no impactan de la misma manera en los sueldos más bajos o los más altos, y en eso trabajan en las mesas técnicas esta semana".

Temas relacionados: