En medio de una fuerte tensión con el peronismo legislativo por la designación de jueces, el gobernador Rodolfo Suarez postuló a Rodrigo Gauna Henríquez en el Senado para ocupar la vacante que dejó el destituido juez Antonio Sánchez Rey.

Sánchez Rey fue echado de la Quinta Cámara del Trabajo por el Jury de Enjuiciamiento en 2020, decisión que quedó firme en la Suprema Corte de Justicia. Fue por haber presionado a sus colegas de tribunal para que aprobaran un convenio extrajudicial suyo con la ART Provincia para cobrar $4,5 millones por un accidente laboral menor.

El elegido por Rodolfo Suarez

Gauna Henríquez ocupó el primer lugar en la terna que el Consejo de la Magistratura entregó previamente al primer mandatario, para que éste eligiera a un aspirante y lo propusiera en el Senado. Completaron el trío de examinados y entrevistados María Laura Bonaerge y Rolando Consolini -uno de los presionados por Sánchez Rey-.

La propuesta de Suarez ingresó a la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC) en el expediente administrativo número 76.942. A partir de ahora, LAC deberá convocar a una audiencia pública y, una vez superada esta instancia, la definición quedará en manos del Senado que votará en sesión secreta.

La otra postulación

Esta postulación ingresó al Senado al mismo tiempo que el pliego de la asesora legislativa Marta Cecilia Saint André para hacerse cargo, durante los próximos 5 años, del Ministerio Público de la Defensa en lugar de Mariana Silvestri, aunque ya está ejerciendo de manera interina hasta que pase el filtro legislativo.

imagen.png
Cecilia Saint André, la elegida para conducir el Ministerio Público de la Defensa.

Cecilia Saint André, la elegida para conducir el Ministerio Público de la Defensa.

Contexto difícil

Las postulaciones de Saint André y Gauna Henríquez llegan al Senado en un momento políticamente complicado, ya que el peronismo anunció, hace dos semanas, que no seguirá participando de las reuniones y votaciones necesarias para el tratamiento y aprobación de nuevos magistrados.

El argumento, polémico por cierto, fue que el oficialismo maneja al Poder Judicial y que los últimos gobiernos oficialistas han designado más jueces que sus antecesores peronistas.

Llamó la atención el manifiesto escrito difundido por el PJ ya que las definiciones en esta materia tienen inevitablemente que ver con las mayorías y las minorías en el Senado.

"Cuando el PJ tuvo mayoría, años atrás, propuso y designó jueces de acuerdo a su criterio. Ahora, la suerte política cambió y manda el radicalismo, que actúa en consecuencia, pero el mecanismo es el mismo de siempre"

Así se defendieron desde el oficialismo haciendo notar que, si bien las definiciones corren por cuenta de quien gobierna y tiene mayoría en el Senado, los postulantes que llegan a esta instancia iniciaron el recorrido rindiendo exámenes y siendo entrevistados por el Consejo de la Magistratura, del cual también forman parte representantes de los jueces y los abogados.

Temas relacionados: