"Voy a saludar a Suarez y vamos a hablar de temas que no son comunes, como es el programa de desarrollo armónico de la Argentina, porque las provincias históricamente no fueron beneficiadas con el desarrollo y queremos propiciar todos juntos una ley de promoción y desarrollo, no promoción industrial como por ahí se cree, es de desarrollo y promoción fiscal, cuanto más lejos esté del centro urbano, más beneficiada tiene que ser la provincia, en cuanto a servicios y en las políticas fiscales", contó apenas aterrizó en Mendoza, el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela a Diario UNO.

El mandatario peronista que llegó a la provincia minutos antes de las 9, tiene una ajetreada agenda en su visita a Mendoza. En principio se reunirá con referentes frutihortícolas y legisladores afines en la Legislatura provincial y de ahí se trasladará a tomar un café con Rodolfo Suarez.

Te puede interesar...

Si bien esta prevista una reunión descontracturada, sin temas pautados y sin presencia de los medios, se prevé que en la charla cada mandatario sostenga su mirada sobre aquel proyecto de promoción provincial que impulsa Quintela, respaldado por varios mandatarios provinciales.

Quintela buscará mostrar las bondades del proyecto, y seguramente Suarez se encargará de recordar los perjuicios que le ocasionó a Mendoza la anterior promoción industrial. Apenas se supo del proyecto el mismo ministro de Economía, Enrique Vaquié, aseguró: "la historia prueba que la promoción industrial no fue buena y Argentina perdió mucho dinero. Además, algunas provincias, como Mendoza, perdieron mucha actividad económica".

"Hay que aclarar que no es promoción industrial que es resistida naturalmente en Mendoza o Córdoba, es promocionar el desarrollo de las provincias argentinas, yo fui legislador nacional y sé como piensan en distintas provincias. Esto es un programa de desarrollo armónico de las provincias y por tanto debemos definirlo en conjunto con los gobernadores, para visualizar alternativas", planteó Quintela, y aseguró que a su entender el proyecto que impulsa es la manera de ponerle fin a "esta situación en donde al AMBA y la Pampa húmeda concentran la mayor parte de la riqueza, todo tiene que pasar por el puerto, porque así está diseñada la economía de nuestro país".

Con la mira puesta en la producción de cereza

Más tarde, Quintela viajará a Tunuyán, en donde se reunirá con el intendente Martín Aveiro y visitarán la firma Río Alara, un emprendimiento de empaque de cereza muy moderno que ya está exportando esa fruta.

"Queremos conocer el detalle del cultivo y el proceso de la cereza, que está en expansión en todo el mundo. Justo está en cosecha en Mendoza, por eso decidimos venir a verlo, porque La Rioja tiene una ventaja climática y queremos desarrollarla en nuestra provincia. Nosotros podemos hacer primicia, se ganaría un tiempo precioso en relación a otras provincias como esta, porque tenemos un clima diferente y en nuestra provincia se cosecharía 20 o 30 días antes, lo que nos favorecería desde el punto de vista financiero y económico", se proyectó el gobernador riojano.