El Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación demora la investigación administrativa que podría terminar con el juicio político al juez federal Walter Bento, con procesamiento firme por liderar una asociación ilícita junto con abogados y presos.

Pablo Tonelli, consejero de la Comisión de Acusación y Disciplina en nombre del Pro, dijo a Diario UNO que lleva un par de semanas esperando que la presidenta de la Comisión, Graciela Camaño, llame a una reunión de consejeros para aceptar o desechar nuevas pruebas acumuladas en la pesquisa.

Por ejemplo, el ofrecimiento de nuevos testigos en nombre del juez Bento y algunos peritajes vinculados a las cuentas y bienes del magistrado del Juzgado Federal 1.

Tonelli había impulsado en septiembre que Bento sea separado preventivamente del cargo bajo el argumento de que un magistrado al que se le atribuyen delitos graves como el pedido de coimas no puede estar en funciones, pero el Consejo desestimó ese pedido y decidió avanzar con la pesquisa interna.

imagen.png
Pablo Tonelli, consejero del Pro que lleva adelante la pesquisa administrativa del caso Walter Bento.

Pablo Tonelli, consejero del Pro que lleva adelante la pesquisa administrativa del caso Walter Bento.

También se analizarán los últimos tramos del expediente penal a cargo del juez Eduardo Puigdengolas.

El punto clave de las últimas semanas ha sido la aparición de nuevos testigos como así también la imposición del secreto del sumario sobre la investigación, lo que invita a pensar que podría haber más imputados y detenidos.

Sin embargo, el hecho de que Camaño no convoque a los consejeros pone a la pesquisa en punto muerto, lo que incomoda seriamente a quienes impulsan la separación de Bento del cargo.

Acerca del nuevo secreto de sumario reinstalado por el juez Puigdengolas, Bento considera que se trata de una maniobra para dilatar la elevación a juicio oral y público, según dijo a radio Nihuil.

El Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación funciona básicamente bajo el influjo de la política partidaria. De hecho, el caso Bento parece oscilar entre las pretensiones extremas del macrismo y del kirchnerismo.

Esto, independientemente de la investigación en sede penal que tiene como conductores al juez Puigdengolas y al fiscal Dante Vega.

Lo último actuado por el Consejo de la Magistratura data de octubre y noviembre cuando rechazó la pretensión de Tonelli de separar a Bento del cargo hasta que culmine la investigación interna y escuchó a más de una veintena de testigos ofrecidos por la defensa.