Proyecto Reverso

Datos adversos que desmienten "el triunfo" al que se refirió el Presidente

Pese al clima de celebración en el búnker oficialista, el Frente de Todos no retuvo la mayoría en la Cámara alta, perdió cerca de 4 millones de votos en 2 años

“El miércoles llenemos la Plaza de Mayo y celebremos este triunfo como corresponde”, dijo el domingo último el presidente de la Nación, Alberto Fernández, en el búnker del Frente de Todos, luego de que se dieran a conocer los resultados del escrutinio provisorio de las elecciones legislativas 2021. Esta frase dio lugar a diversas interpretaciones y todo tipo de conjeturas en las redes sociales y medios. ¿Ganó el oficialismo? ¿Ganó la oposición? Los datos evidencian que el oficialismo perdió.

En esta nota, te contamos por qué el Frente de Todos tiene varios motivos para preocuparse y repasamos también qué resultados de anoche dieron algo de aire a la derrota electoral.

Datos del triunfo opositor

-Derrota nacional y sin avances post PASO: si bien se trató de una elección legislativa y lo importante son los escaños conseguidos en cada provincia, el oficialismo perdió a nivel nacional. Obtuvo el 33,5% de los votos, contra el 41,9% de Juntos por el Cambio. No sólo no revirtió la derrota de las elecciones primarias, sino que mantuvo casi la misma distancia con Juntos por el Cambio que la que había registrado en las PASO (sólo se redujo en 0,5 puntos porcentuales).

-Un nuevo Senado que requerirá de acuerdos: por primera vez desde el retorno de la democracia en 1983, el peronismo no tendrá control sobre la Cámara alta. Con los resultados de ayer, el Frente de Todos perdió la mayoría y ya no tendrá quórum propio. De las 8 provincias que renuevan senadores, la oposición se impuso en 6: Chubut, Corrientes, Córdoba, La Pampa, Mendoza y Santa Fe. El Frente de Todos sólo ganó en 2: Catamarca y Tucumán. A partir de diciembre contará con 35 senadores, y necesita 37 para convocar una sesión.

-Casi 2 tercios de las provincias le dieron la espalda: el Frente de Todos ganó en 9 de las 24 provincias. Juntos por el Cambio, por su parte, se impuso en 13. Si bien se achicó el margen respecto de las PASO (había sido 15 a 7) y no es comparable una elección presidencial con una legislativa, en 2019 la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner había ganado en 19 provincias.

-Los 5 distritos más grandes son opositores: el Frente de Todos perdió en los 5 distritos más poblados del país. Y en la mayoría de ellos de manera contundente. En Córdoba quedó en tercer lugar, a 44 puntos porcentuales de Juntos por el Cambio. En Mendoza la diferencia fue de 23 puntos y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de 22 puntos. En Santa Fe la distancia fue de 9 puntos y en la Provincia de Buenos Aires (impulsado por el triunfo oficialista en el conurbano), de 1,3.

La comparación 2019 vs. 2021: ya se mencionó la inconveniencia de comparar elecciones legislativas con presidenciales, pero los datos son elocuentes. Desde la victoria de la fórmula Fernández-Fernández a hoy, el Frente de Todos perdió alrededor de 4 millones de votos. En la Provincia de Buenos Aires, por caso, pasó de 52% a 39%.

Datos atenuantes de la derrota

-La Cámara baja, voto a voto: habrá que esperar al escrutinio definitivo, ya que hay provincias en las que la diferencia es casi imperceptible. Pero con los datos disponibles hasta el momento, el Frente de Todos continúa siendo la primera minoría en la Cámara de Diputados. No cuenta con los votos necesarios para alcanzar el quórum, pero hasta ahora sigue teniendo 1 diputado más que Juntos por el Cambio. Así, enterraría la ilusión opositora de sacarle a Sergio Massa la presidencia de Diputados.

-Remontadas en algunos distritos: el Frente de Todos revirtió el resultado en 2 provincias en las que había perdido en las PASO. Una es Chaco, donde había perdido por 8,5 puntos en septiembre y ayer se impuso por 1,6 puntos. Y la otra es Tierra del Fuego, donde se dio una tendencia similar: el oficialismo nacional había perdido por 3,5 puntos en las primarias y ganó por casi 11 puntos en los comicios de ayer. De todas formas, en ambos distritos los 2 espacios repartirán bancas de diputados por igual (2 en Chaco y 1 en Tierra del Fuego).

A nivel municipal, el Frente de Todos recuperó 3 municipios del Gran Buenos Aires: Quilmes. San Martín y San Fernando, que habían sido para la oposición en septiembre. Y saliendo del Área Metropolitana de Buenos Aires, el peronismo recuperó Rosario, la segunda ciudad del país: había perdido por 1 punto en las PASO y ayer se impuso por 2.

-Achicó distancia en el distrito más poblado: los resultados de la Provincia de Buenos Aires fueron los más celebrados en el búnker oficialista, pese a que perdió. En las PASO, la suma de las listas de Diego Santilli y Facundo Manes había sacado 4 puntos de diferencia a la lista de Victoria Tolosa Paz. En las generales, con el 97% de las mesas escrutadas, esa diferencia se redujo a 1,3 puntos porcentuales. A efectos prácticos de la cantidad de bancas, es un virtual empate: serán 15 bancas para cada lista. Pero este resultado le daría algo de alivio al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, en el Senado provincial.

-Profundizó la victoria en algunos distritos: Formosa, Santiago del Estero y La Rioja habían quedado en manos del oficialismo en las PASO. Lo que sucedió este domingo es que el Frente de Todos amplió la distancia. En Formosa sacó casi 9 puntos más que en las primarias. En Santiago del Estero la mejora fue de 6,75 puntos. Y en La Rioja el Frente de Todos sacó 2,3 puntos más que en septiembre. En San Luis el oficialismo sacó 8,2 puntos más que en las PASO, pero no le alcanzó para superar a Juntos por el Cambio.

Esta nota es parte de Reverso, el proyecto periodístico colaborativo que une a más de 100 medios y empresas de tecnología para intensificar la lucha contra la desinformación durante la campaña.

Las vías de contacto para sumarse son:

por mail a info@chequeado.com

por WhatsApp

y /ReversoAr en todas las redes.