Diario Uno Política Aborto legal
Elecciones 2019

El cura Aguer dijo que es un pecado grave votar por los que están a favor del aborto

Por UNO

El polémico arzobispo emérito de La Plata,  monseñor Héctor Aguer, volvió a dar la nota al reclamar que nadie vote a candidatos que estén a favor del aborto.

Autor de frases que levantaron mucha polvareda y que en algunos casos  fueron repudiadas hasta por sectores de la Iglesia, el religioso enumeró ahora algunos aspectos que los católicos deben considerar al momento de votar.

“El tema del aborto es uno de los principales a tener en cuenta. Votar por un candidato abortista o por un partido que en su programa contiene el aborto es un pecado grave. Y lo es porque nos convertimos en cómplices. El Concilio Vaticano II declaró al aborto un crimen abominable. Somos cómplices si votamos a quien va a aprobar una ley que facilite el abominable crimen”  “El tema del aborto es uno de los principales a tener en cuenta. Votar por un candidato abortista o por un partido que en su programa contiene el aborto es un pecado grave. Y lo es porque nos convertimos en cómplices. El Concilio Vaticano II declaró al aborto un crimen abominable. Somos cómplices si votamos a quien va a aprobar una ley que facilite el abominable crimen” 

“Cuando se acerca el tiempo de las elecciones -continuó- se agita el cotarro de la partidocracia con alianzas que se realizan y que se rompen, adhesiones que se prometen y no se cumplen, ventilación de temas que pueden poner molesto al adversario. Se habla sobre todo de temas económicos y sociales que parece son los que más afligen a la población pero se tiene mucho cuidado de no tocar aquellos temas urticantes que podrían producir un descalabro en los equilibrios políticos”.

Contra Macri

“Eso es, por ejemplo, lo que ocurrió el año pasado con el lanzamiento del debate sobre el aborto. El presidente Macri nunca había dicho que iba a hacer eso y en la plataforma de Cambiemos no figuraba y sin embargo él se jactó, ante un grupo feminista, de que había lanzado ese debate sobre el aborto y dijo también que aquí regía la perspectiva universal de género”, agregó.

Contra las marchas
"Desde la democracia recuperada hemos tenido el divorcio, la educación sexual integral que yo llamo perversión sexual integral, el matrimonio igualitario y ahora falta el aborto y hay muchos que están empeñados en conseguirlo”, añadió Aguer.

“Uno ve esas marchas con muchas jóvenes, sobre todo universitarias, burguesas, con sus pañuelos verdes a los gritos y oye las cosas que dicen, pregunto: ¿Los partidos se pronuncian sobre esto? ¿Conocemos a los legisladores que vamos a votar? A lo mejor conocemos al cabeza de lista pero ¿sabemos qué diputados o qué senadores van a ocupar bancas en el Congreso el año próximo? ¿Quiénes quedan o quiénes se van? ¿Qué piensan sobre este tema? ¿Si otra vez hay que votar ese proyecto cómo van a votar? Esto es fundamental porque si ellos no tienen conciencia ética o religiosa, nosotros sí”.  “Uno ve esas marchas con muchas jóvenes, sobre todo universitarias, burguesas, con sus pañuelos verdes a los gritos y oye las cosas que dicen, pregunto: ¿Los partidos se pronuncian sobre esto? ¿Conocemos a los legisladores que vamos a votar? A lo mejor conocemos al cabeza de lista pero ¿sabemos qué diputados o qué senadores van a ocupar bancas en el Congreso el año próximo? ¿Quiénes quedan o quiénes se van? ¿Qué piensan sobre este tema? ¿Si otra vez hay que votar ese proyecto cómo van a votar? Esto es fundamental porque si ellos no tienen conciencia ética o religiosa, nosotros sí”. 

Frases de Aguer que hicieron mucho ruido

"No estoy en contra del petting (lo que vulgarmente sería el 'franeleo'), si alguien quiere toquetearse que lo haga, pero no en la puerta de la Catedral".

"El concepto y percepción de la naturaleza han desaparecido. Hay una desnaturalización de la función sexual".

"Yo pienso como Aristóteles y Platón que existe un concepto de naturaleza: el desorden en el uso de la sexualidad tiene una referencia adolescente o hasta animaloide. Ese desorden no corresponde al hombre".

"La masturbación es parte del desenfreno, es animaloide. Y las relaciones prematrimoniales son pecado y una mala preparación para lo que significa luego la convivencia marital".

"El sexo matrimonial que no se hace para procrear es natural. Pero yo explico en mi artículo que la naturaleza ha puesto en la mujer ritmos de fertilidad que pueden aprovecharse para tener sexo sin embarazarse".

"Para mí y para la Iglesia es un pecado utilizar métodos anticonceptivos".

"El libro El Segundo Sexo sostiene que la mujer es una consecuencia de la cultura, es un intermedio entre el varón y el castrado".

"Una persona cristiana vive de otra manera. Un homosexual para vivir en gracia de Dios debe ser casto".

"Para elegir el celibato a uno le tienen que gustar las mujeres".

"No es habitual que los sacerdotes se enamoren. Yo nunca me he enamorado".