Diario Uno > Política > Encuentro de mujeres

Corporación de Abogados Católicos teme ataques por el Encuentro de Mujeres

La Corporación de Abogados Católicos envió una carta a la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, para pedirle que se adopten medios de prevención para evitar posibles delitos de odio religioso, como ataques contra templos o fieles católicos, durante el Encuentro de Mujeres Autoconvocadas que se llevará a cabo el 12 de octubre en la ciudad de La Plata.

Te puede interesar: Cuándo es feriado, ¿el sábado 12 de octubre o el lunes 14?

Los abogados detallaron algunos de los hechos de violencia contra lugares de culto que se perpetraron en anteriores marchas de este tipo y, ante “la singular gravedad de la situación”, solicitaron a la funcionaria nacional que “adopte todas las medidas de prevención posibles, incluyendo la revisión de los fondos públicos afectados a financiar este tipo de violencia”.

“Los preanunciados desbordes, de llegar a concretarse, serán en esta oportunidad de significativa magnitud y dejarán otra herida abierta en la comunidad argentina”  “Los preanunciados desbordes, de llegar a concretarse, serán en esta oportunidad de significativa magnitud y dejarán otra herida abierta en la comunidad argentina” 

Documento de la Corporación de Abogados Católicos

Te puede interesar...

Asimismo, requirieron “que, para el caso de concretarse algún ataque contra templos o fieles católicos, o de algún otro modo verificarse la comisión de delitos de odio religioso, se tomen todas las medidas necesarias para identificar a los autores y radicar ante la Justicia las correspondientes denuncias penales que nos permitan luego perseguir la condena civil de estas inconductas alentadas por el odio religioso”.

La carta a la ministra de Seguridad lleva la firma del presidente de la Corporación de Abogados Católicos, Cosme María Beccar Varela.

Parte del texto de la carta

"Señora ministra de Seguridad de la Nación
Licenciada Patricia Bullrich

Nos dirigimos a Ud. a los efectos de denunciar la creciente proliferación de injurias y expresiones de odio religioso destinadas a instigar la comisión de desmanes y todo tipo de atentados contra templos e instituciones católicas y contra las personas que pretendan defenderlos que se advierte en los sucesivos Encuentros de Mujeres y que tememos vuelvan a ocurrir durante el próximo “Encuentro de Mujeres Autoconvocadas”, que se llevará a cabo a partir del 12 de octubre en la Ciudad de La Plata.

La insistencia en frases que caracterizan expresiones típicas de odio religioso tales como “Iglesia basura” o “la mejor Iglesia es la que arde” nos alertan sobre una campaña bien orquestada para instigar violencia, incluyendo actos incendiarios, sacrilegios y agresiones físicas contra las personas.

En el marco de los “Encuentros de Mujeres Autoconvocadas” ocurrieron en años anteriores ataques organizados y sistemáticos contra templos y fieles católicos; inclusive efectivos de las fuerzas de seguridad que trataron de impedir la comisión de este tipo de delitos resultaron agraviados o con lesiones de distinta gravedad. Recuérdese por ejemplo:

• La agresión contra la catedral de Mar del Plata en octubre 2015, oportunidad en la cual los atacantes llegaron a arrancar las rejas de protección del templo.
• El ataque a la catedral de Rosario en octubre 2016.
• El ataque a la catedral de Resistencia en octubre de 2017.
• El ataque contra la catedral de Trelew en 2018.

Sobreabunda en Internet material ilustrativo de estas agresiones y muchas otras, mediante la cual no resulta difícil identificar a los autores de estos desmanes. Ante la reacción e indignación que se está generando en la población de la ciudad de La Plata por estas amenazas contra sus templos o contra su propia integridad física, y en particular frente a quienes pretenden dar respuesta directa a estas agresiones ya sea por medios pacíficos o no tanto, el Arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Fernández y los ministros de su diócesis están llamando a la calma y poniendo la defensa contra estos anunciados ataques en manos de las autoridades competentes.


No escapa a nuestro análisis y queremos advertirlo desde ya, la presencia adicional y oportunista de grupos políticos radicalizados, que en este año electoral pretenden aprovechar la situación y protagonizar conflictos, provocando la intervención de las fuerzas de seguridad platenses para alegar luego la “brutalidad” de la “represión”. Pero al mismo tiempo sorprende que haya organismos oficiales que afecten recursos públicos y dispongan del trabajo de su personal para dar apoyo y financiación a estos grupos agresivos y fundamentalistas, actitud reñida con los más elementales principios de un estado de derecho".