Diario Uno Política Boulogne Sur Mer
Pandemia

Coronavirus en Mendoza: las prisiones domiciliarias solo serán para grupos de riesgo con delitos menores

Tras un día de agitación en la cárcel de Boulogne Sur Mer, este martes se iniciaron las conversaciones con la mesa de diálogo en la que participaron representantes del Poder Ejecutivo y Judicial. Allí se dejaron claros los términos y requisitos con los que se debe contar para que los internos puedan pedir la prisión domiciliaria.

Te puede interesar: Coronavirus en Mendoza: tras ocho días sin positivos, se confirmó un nuevo caso

Uno de los primeros puntos que se estableció, según contó el juez de Ejecución Penal, Sebastián Sarmiento, es que los espacios de diálogo se cerrarán rotundamente si se vuelve a generar una revuelta como la que aconteció el lunes.

Por otra parte, se explicó que los expedientes que serán evaluados para otorgar este tipo de beneficios sólo atañen a quienes se encuentren dentro de los grupos de riesgo, por cuestiones etarias o por condiciones de salud.

Hasta el momento, en el marco de la emergencia por coronavirus, se han presentado unos 400 expedientes de internos que han pedido purgar parte de su pena en su vivienda. De este total, a partir de estimaciones de Sarmiento, dos de cada diez han tenido una resolución favorable para los detenidos.

A pesar de que desde la Justicia se ha señalado que no se han presentado demoras en la evaluación de los casos, uno de los reclamos de los internos fue con respecto a las dilaciones. Según el juez, esto se debe a una cuestión administrativa debido a la gran cantidad de demandas que se han realizado en un corto periodo de tiempo.

Es por eso que se acordó que fueran los internos quienes confeccionen listados de las personas que se encontrarían en condiciones de solicitar la domiciliaria. Sobre ellos se comenzará a trabajar el próximo jueves.

Requisitos

"La prisión domiciliaria no es para todo el mundo", aseguró el letrado tras el encuentro con los representantes de los detenidos que se realizó este martes en Boulogne Sur Mer.

"La clave está en resolver las condenas cortas, menores a los tres años, siempre hablando de personas dentro de los grupos de riesgo pero, además, se tienen en cuenta otros parámetros. Por eso se está evaluando caso por caso", detalló Sarmiento.

Es decir, además de la edad, el estado de salud o la presencia de enfermedades prevalentes y la gravedad del delito que cometió, también se evalúa el domicilio donde se cumplirá con la condena, el comportamiento, los estudios psicológicos y si implica un riesgo para la víctima.

"Hay muchos niveles de trabajo de control y evaluación. No le queremos dar un dolor de cabeza más a la sociedad en este momento. Estamos buscado otorgar la mejor respuesta", señaló Sarmiento.

Además indicó que el tema de los indultos y conmutación de penas quedó completamente descartado. "No se trata de una facultad de la Justicia sino del Ejecutivo y ya se rechazó. No hay licencia ni consenso social para este tipo de medidas", aclaró.

Seguir leyendo