Diario Uno Política Conflicto con mapuches
Polémica

Conflicto con mapuches: otro incendio para el Gobierno Nacional

El Gobierno Nacional se tuvo que involucrar en el conflicto con mapuches en el Sur del país aunque su manera de intervenir fue muy criticada

Por UNO

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aseguró que Río Negro estaba "a la buena de Dios" antes de la llegada de efectivos de la Gendarmería para intentar frenar la violencia de grupos mapuches y remarcó que la gobernadora de la provincia patagónica, Arabela Carreras, "no puede obviar que le tocan responsabilidades que no las está cumpliendo".

El funcionario nacional señaló que el objetivo del envío de uniformados federales al Sur es "colaborar de la mejor manera que se pueda para evitar zozobras o preocupaciones en el pueblo rionegrino, que está fumándose lo que está sucediéndose en estos casos con una violencia que tendrían que haber actuado las fuerzas policiales, mas sabiendo que ésa es la región".

"Alguien tendría que haber estado preparado para ello y nadie está: está todo a la buena de Dios. Hasta que no llegara la Gendarmería a patrullar... La gobernadora no puede obviar que le tocan responsabilidades que no las está cumpliendo", sostuvo el titular de la cartera policial.

En declaraciones radiales, el ex senador nacional agregó: "La propia Ley de Seguridad Interior nos obliga a tener que actuar de una determinada manera, que pareciera ser que es lo que ella no quiere entender".

En ese sentido, Aníbal Fernández remarcó que el Gobierno nacional debe intervenir cuando una provincia "tiene complicaciones severas en su institucionalidad" e insistió en que los temas relacionados con pueblos originarios "cada una de las provincias lo tiene que ir resolviendo de la mejor manera".

En consonancia, el presidente Alberto Fernández le envió este jueves una carta a la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, para informarle que enviará gendarmes por la escalada de violencia generada por grupos autodenominados mapuches. No obstante, planteó que no es responsabilidad del Ejecutivo nacional reforzar la seguridad de la región.

Enojo en Río Negro

El intendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, advirtió: “La carta del Presidente es un quiebre institucional muy fuerte. La presencia del Estado nacional es muy importante para la situación que vivimos acá”.

El gobierno nacional ha declamado que vienen por la vía del diálogo pero yo no veo que estén dialogando. No es un hecho que haya cientos de personas, es un grupito muy minúsculo”, agregó en la misma entrevista.

Consultado por el rol de la Policía de Río Negro, el funcionario explicó que hicieron un buen trabajo, intentaron custodiar los territorios y lograron desestimar varias tomas de los mapuches. Sin embargo, remarcó que lo que es territorio nacional les corresponde a las fuerzas federales.

“Denota que el Estado nacional no hace nada por nosotros, nos deja solos y es un quiebre institucional muy fuerte. El ciudadano tiene que sentir que el gobierno te cuida. Esto puede llevar a que la gente quiera hacer justicia por sí misma. Me parece que la carta es muy grave. Nosotros vemos que las fuerzas nacionales van a otros lugares”, sentenció al referirse a la presencia de la Policía Federal en Rosario o el conurbano bonaerense, por ejemplo. “Nos sentimos abandonados más que indefensos. No es una cuestión tanto de defensa en términos de seguridad sino de acción política”, apuntó.